El presupuesto municipal prevé más inversión y menos pago de deuda para 2017

Las inversiones alcanzarán los 459 millones de euros

Se amortizarán previsiblemente 200 millones de euros menos de deuda que en este ejercicio

madrid

| 22.09.2016 - 13:45 h
REDACCIÓN

La Junta de Gobierno de la ciudad de Madrid ha aprobado las líneas fundamentales del presupuesto para el 2017, en el que las inversiones alcanzarán los 459 millones de euros, un 10,7% más que en 2016, y se amortizarán previsiblemente 200 millones de euros menos de deuda que en este ejercicio.

El delegado de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, ha avanzado este jueves las líneas generales del presupuesto del Ayuntamiento de Madrid para 2017, que alcanza los 4.646 millones de euros, lo que supone superar el +9,36 por ciento en gastos no financieros (+363,4 millones de euros), un +4,65 por ciento en ingresos con respecto al ejercicio de 2016 y un -26,43 por ciento de deuda.

Se avanza que el porcentaje dedicado al pago de la deuda caerá previsiblemente un 26,43 por ciento, es decir, 200,5 millones de euros menos que en 2016. La deuda cae por la disminución tanto de los gastos financieros (-12,4 por ciento) como de las amortizaciones ordinarias de deuda (-30,8 por ciento). Estos dos conceptos son los dos únicos que no crecen en los presupuestos del próximo ejercicio.

La previsión es que la deuda viva esté por debajo de los límites exigidos por el Plan de Reducción 2013-2018 aprobado por el Pleno. A finales de 2017 la deuda será de 3.447,6 millones de euros, sin tener en cuenta posibles amortizaciones extraordinarias, frente a los 4.212 millones de euros que figuran en dicho plan (-18,14 por ciento).

INGRESOS

Los ingresos son el resultado de actualizar la ejecución de ingresos de 2016 e incluir para 2017 las nuevas medidas fiscales y los recursos previstos por el actual sistema de financiación. El principal impuesto municipal, el de Bienes Inmuebles (IBI), no variará su vigente ordenanza fiscal pero el Ayuntamiento intentará maximizar su progresividad tributaria utilizando las posibilidades que permite la normativa estatal, ha expuesto el titular municipal de Economía.

Entre ellas se encuentra tanto la ponencia de valores aprobada en Pleno y que supuso una bajada generalizada del 7 por ciento como la reducción adicional de más del 20 por ciento para los barrios indicados por la Dirección General del Catastro, a aplicar en 2017, donde se ha producido una significativa desviación de los valores catastrales respecto a los valores de mercado un especial deterioro en el precio de mercado. Se beneficiarán 370.888 inmuebles.

También incorpora en estas líneas avanzadas al Ministerio de Economía y Hacienda un ahorro bruto de 952 millones de euros, similar al del presente ejercicio, y un remanente positivo de tesorería mientras que las inversiones alcanzarán los 459 millones de euros. Las inversiones contempladas en las líneas fundamentales del presupuesto para 2017 serán un 10,7 por ciento superiores a las del presupuesto 2016 y un 79,9 por ciento por encima de las del año 2015.

AHORRO

El ahorro neto llegaría a la cifra de 552,8 millones de euros. Esto supondrá un 44,4 por ciento más que el recogido en 2016. En cuanto al periodo medio de pago continuará estando por debajo del nivel marcado por la normativa estatal, ha destacado Sánchez Mato.

Con independencia del IBI, en el resto de tributos municipales habrá un cambio de la Ordenanza Fiscal de la Tasa por la Prestación de Servicios en Galerías Municipales, de modo que se reconfigura su hecho imponible para excluir a los sujetos pasivos que tributan por la tasa por utilización privativa y aprovechamientos especiales constituidos en el suelo, subsuelo o vuelo de la vía pública a favor de empresas explotadoras de servicios de suministros estimándose un impacto presupuestario en 2017 muy reducido.

Respecto a los ingresos por financiación procedente de la Administración del Estado (PIE) para 2017, hasta este momento las proyecciones del Ayuntamiento son "prudentes". Así, en las entregas a cuenta se ha estimado para el periodo un incremento anual del 2 por ciento y en cuanto a la liquidación definitiva de 2015 se establece un diferencial positivo del 2 en lugar del 5 por ciento de hipotética diferencia respecto al 95 por ciento recibido a cuenta.

El resto de previsiones de ingresos corrientes para 2017 está calculado con carácter general proyectando sobre las previsiones de cierre de 2016 la evolución del 2,4 por ciento de variación del PIB. Todos los indicadores cumplen el Plan Presupuestario 2017-2019 y cumplen la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera.