El presidente de Audiencia provincial presenta la Memoria

La jurisdicción penal en Madrid mejora mientras que la civil se atasca

madrid

| 16.09.2016 - 13:58 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El ritmo de resolución de los casos de la jurisdicción penal de la Audiencia de Madrid ha mejorado en el último año con una disminución de la pendencia de un 18,48 por ciento, mientras que la sección civil se atasca en tanto que nacen más asuntos de los que los magistrados resuelven al año. Así lo ha comunicado esta mañana el presidente de la Audiencia de Madrid, Eduardo de Porres, durante la presentación de la Memoria Judicial de 2015 de este tribunal.

De Porres ha previsto que continúe esta tendencia en los próximos años en la jurisdicción civil, porque, según él, "con el número de magistrados que hay" no se pueden abarcar todos los asuntos.

El presidente de la Audiencia Provincial de Madrid, Eduardo de Porres, ha denunciado este viernes la excesiva carga de trabajo que tienen que asumir los magistrados de las secciones civiles, con una media de 237 asuntos, lo que deriva en una tardanza de 14 meses en la resolución de temas en las secciones de lo Mercantil.

Al igual que otros años, la presentación de la Memoria de la Audiencia madrileña de 2015 sirve para exponer las quejas de estas dependencias judiciales y para hacer una radiografía de los asuntos tramitados.

De Porres ha avisado que en los próximos meses habrá juicios mediáticos como el del caso del pederasta de Ciudad Lineal, que arranca el 18 de octubre, o el del conocido como caso Guateque sobre una trama de licencias exprés en el Ayuntamiento de Madrid.

Ante esta previsión, ha querido lanzar una petición a la Comunidad de Madrid para que mejore los medios técnicos en el edificio de la calle Santiago de Compostela, si bien se ha mostrado satisfecho con la actual colaboración que hay con el Ejecutivo madrileño.

En cuanto a las demandas, el magistrado ha reclamado la necesidad de incrementar la plantilla judicial en un total de 28 jueces para las secciones civiles y penales. En concreto, trece para la jurisdicción civil y 15, para la penal.

SOBRECARGA DE ASUNTOS

En datos, las secciones civiles han resuelto durante 2015 un total de 16.120 asuntos con un promedio de 237 por magistrado. La tasa de pendencia se sitúa en una media de 6,12 meses. Esta media se eleva en el caso de las secciones mercantiles, que tardan hasta catorce meses en resolver.

Respecto a las secciones penales, el presidente de la Audiencia madrileña ha denunciado igualmente que la carga de trabajo que resulta excesiva, ya que los ponentes resuelven una media de 488 asuntos. "El nivel de dedicación de los jueces es muy alto. Sería necesario un magistrado más por cada sección", ha destacado el magistrado.

Como viene siendo habitual una de las principales demandas es que las secciones de la Audiencia de Madrid se concentren en una misma sede. El edificio de la sede de Ferraz cuenta con evidentes carencias. Los magistrados no tienen si despacho ni plaza de aparcamiento, algo que complica su trabajo ya que muchos tienen que acudir diariamente con expedientes voluminosos con más de 6.000 folios.

La situación es tal que hasta cuatro magistrados comparten un mismo espacio. "Estas condiciones de trabajo dificultan el desarrollo de sus funciones", ha dicho De Porres, quien también ha detallado que algunos de los jueces tiene que llevarse el trabajo a casa ya que la sede cierra a las siete de la tarde.

También se han expuesto las quejas del edificio de la calle Santiago de Compostela, que cuenta con un despacho para cada magistrado pero muy pequeño y sin ventilación. A estas deficiencias se unen los problemas de seguridad, ya que se han reducido los vigilantes.