El PP propone una reforma electoral que divide Madrid en 43 circunscripciones

El nuevo modelo garantizará la proporcionalidad de la representación de los partidos

Un tercio de los diputados se elegiría de forma directa en las 43 circunscripciones

Dos tercios de los diputados se elegirían como hasta ahora, en listas de partido cerradas

madrid

| 29.11.2011 - 12:39 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El PP ha presentado en la Asamblea de Madrid una propuesta de reforma electoral según la cual dos tercios de los diputados se elegirían como hasta ahora, en listas de partido cerradas, y el tercio restante de forma directa por los ciudadanos en las 43 circunscripciones en las que se dividiría la Comunidad.

Una propuesta con la que los populares pretenden acercar los diputados a la ciudadanía -de manera que se conviertan en sus directos representantes- y mejorar la calidad del sistema democrático, ya que, según ha dicho su portavoz Íñigo Henríquez de Luna, el nuevo modelo garantizará la proporcionalidad de la representación de los partidos que concurran a los comicios.

Para llevar a cabo esta propuesta sería necesario reformar tanto la Ley Electoral de la Comunidad de 1986 (en su artículo 18) como el Estatuto de Autonomía (artículos 10.5 y 10.6), y los populares necesitarían el apoyo de dos tercios de la Asamblea, es decir, o bien del PSOE, o bien de IU y UPyD juntos, por lo que estos días comenzará a negociar su iniciativa con representantes de todos los grupos.

No obstante, la oposición ha acogido con mucho recelo la propuesta: UPyD quiere profundizar en la iniciativa, aunque a priori le "suena bien", el PSOE se ha mostrado dispuesto a hablar a pesar de que, a su entender, el objetivo de la reforma es "blindar" al PP en el poder, e Izquierda Unida ha expresado ya su rechazo "rotundo" porque sólo beneficiaría a los dos grandes partidos.

ABSOLUTA PROPORCIONALIDAD

Íñigo Henríquez de Luna ha precisado que el modelo propuesto es similar al alemán de "doble urna", de manera que cuando los electores acuden a votar deberán introducir una papeleta en una urna para elegir al diputado de su distrito (de una formación política o incluso un independiente), y otra papeleta con la lista de un partido, que puede ser distinta a la del candidato que han elegido para que les represente de forma directa.

Este sistema, según los populares, garantiza la "absoluta proporcionalidad" en el reparto de escaños. "Nadie puede decir que se le quitarían diputados, no se perjudica a nadie", ha reiterado Henríquez de Luna, antes de apuntar que si este modelo se hubiera aplicado en las elecciones del pasado 22 de mayo, la representación de cada partido que logró escaños sería la misma.

La propuesta del PP divide la Comunidad en 43 circunscripciones atendiendo a criterios geográficos y socioeconómicos, intentando siempre que cada una de las circunscripciones tengan alrededor de 150.000 habitantes. Así, la capital contaría con 19 circunscripciones, prácticamente una por distrito, aunque se unirían los distritos de Villa de Vallecas y Vicálvaro, por un lado, y de Hortaleza y Barajas, por otro, para alcanzar un volumen de población superior a los 100.000 habitantes.

El resto de la Comunidad se dividiría en 24 circunscripciones, de las cuales 8 se corresponden con los 8 municipios más poblados: Móstoles, Alcalá de Henares, Fuenlabrada, Leganés, Getafe, Alcorcón, Parla y Torrejón de Ardoz.

Además, existirían varias circunscripciones que unirían a dos municipios próximos entre sí, como es el caso de Coslada-San Fernando de Henares; Alcobendas-San Sebastián de los Reyes; Rivas-Arganda; Pozuelo-Boadilla; y Las Rozas-Majadahonda.

Finalmente, el resto de circunscripciones aglutinarían distintos municipios por zonas geográficas: Sierra Norte (que aglutina a 42 localidades); Sierra Sur-Colmenar Viejo (10); Noreste-Algete (15); Suroeste-Mejorada del Campo (30); Sur-Aranjuez (8), Sur-Valdemoro (3); Sur-Navalcarnero (11); Suroeste-San Martín de Valdeiglesias (16); Oeste-Villaviciosa (10); Sierra Oeste-San Lorenzo de El Escorial (10) y Noroeste-Collado Villalba (4 municipios).

La Asamblea de Madrid cuenta esta legislatura con 129 escaños, por lo que si se respetasen las 43 circunscripciones propuestas, los diputados elegidos supondrían un tercio de la Cámara. Con todo, el portavoz popular ha matizado que es negociable tanto bajar el número de diputados como aumentar o disminuir las circunscripciones, de manera que tampoco ese tercio de diputados elegidos de forma directa es fijo.

Esta reforma ya tuvo un precedente en 2005, cuando no pudo llevarse a término por falta de consenso, y por ello el PP ha "bajado el listón" y ha modificado aquella propuesta, que, por ejemplo, planteaba la división de la región en once circunscripciones.

Henríquez de Luna ha señalado que Madrid está dando un paso adelante para mejora la calidad democrática, y ha considerado que este tipo de reformas es mejor experimentarlas a nivel autonómico o local, antes de plantearlas a nivel nacional.