El Pleno municipal aprueba el Plan Parcial de la Castellana, que generará 88.000 empleos

PP y PSOE votan a favor, mientras IU lo hace en contra

La 'operación Chamartín' supondrá la construcción de más de 16.000 viviendas en el norte de la capital

Ruiz-Gallardón: es el "acuerdo más importante" para "hacer la gran capital soñada"

Generará 7.200 millones de euros de valor añadido bruto en 2022

madrid

| 25.02.2011 - 13:10 h
REDACCIÓN

El Pleno de la Casa de la Villa ha aprobado este viernes --con los votos a favor de PP y PSOE y la oposición de IU-- el Plan Parcial de la Prolongación de la Castellana, que supondrá la generación de 88.000 empleos y 7.200 millones de euros de valor añadido en 2022, como ha detallado la delegada de Urbanismo del Ayuntamiento de Madrid, Pilar Martínez. De este modo se desbloqueaba la conocida en su origen como 'Operación Chamartín' tras 20 años desde su inicio y todo gracias a lo que el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, ha definido como el "acuerdo más importante" al suponer "la modificación del futuro de los madrileños en el sentido de hacer la gran capital soñada".

Martínez ha aprovechado su intervención para explicar por qué una operación de estas dimensiones ha estado parada durante dos décadas. En su opinión, todo se debe a un "error inicial de diseño" del que ha acusado indirectamente al equipo del entonces ministro de Fomento, el socialista Josep Borrel.

Y es que el plan se diseñó "como una operación ferroviaria, no como una operación de ciudad". A eso se sumó que se trasladó a las administraciones "el grueso de los costes de las infraestructuras y no, como es justo, a los propietarios del suelo", al tiempo que se introdujo un operador privado (DUCH, integrado por el BBVA y la constructora San José) "como actor relevante en la negociación". "Y finalmente se llevó a cabo la negociación sin hacer públicas unas cuentas que pusieran negro sobre blanco quién ganaba qué y quién perdía con la operación Chamartín", ha subrayado la edil después de indicar que las soluciones han llegado en esta legislatura por medio de "una visión más amplia de las oportunidades que encierra el ámbito".

LA NUEVA CITY DE MADRID

El objetivo es crear "la nueva City de Madrid", según Martínez, un nuevo distrito económico y de actividades terciarias que incrementarán la capacidad económica y competitiva de la ciudad, además de un cambio en la especialización productiva.

La delegada ha revelado que el impacto a corto y medio plazo en la economía supondrá una inversión de 11.100 millones de euros, 690 millones de euros en el PIB de la capital y 1.584 en el nacional así como 20.000 puestos de trabajo sólo durante el proceso de urbanización y edificación. A largo plazo los impactos serán mayores ya que, cuando esté concluido, se incorporarán 88.000 trabajadores al ámbito y se generará un valor añadido bruto de 7.236 millones en 2022.

Por otro lado, el nuevo convenio "reasigna" las cargas infraestructurales a los propietarios del suelo "ahorrando más de 450 millones a las administraciones", ha detallado la concejala, que ha apuntado que también se cubrirá la M-30 (sin referirse al by-pass norte), concretamente entre el Hospital de Paz hasta la carretera de Burgos.

Para hacer frente a las críticas de IU, Pilar Martínez ha asegurado que el patrimonio municipal no sólo no se reduce sino que se "refuerza", de modo que la valoración de la posición patrimonial del Ayuntamiento es de 1.018 millones de euros. Asimismo se mejora la ubicación de los equipamientos públicos y zonas verdes, se integra mejor el transporte público y se incorpora una red de carriles bici, entre otras cuestiones.

Por su parte, el portavoz socialista, David Lucas, ha señalado que con este Plan se eliminarán las barreras de la zona generando una mayor competitividad para la ciudad, sin olvidar el trabajo conjunto hecho con la Administración central. Sí que ha planteado dudas sobre qué pasará con el by-pass norte, un túnel que ha tenido un gran rechazo por los vecinos de Monforte de Lemos, al tiempo que ha planteado que la Colonia de la EMT debería haber sido integrada en el ámbito para su mayor protección.

CRITICAS DE IU

Los únicos reproches han venido de la mano del portavoz de IU, Angel Pérez, que le ha dado una "lectura política" crítica al hecho de que unos 3.000 millones de euros en plusvalías irán a manos privadas. "El BBVA gana 3.000 millones sin tener un centímetro de suelo en el ámbito. Cuando pedimos que ayuden a las gentes que duermen en los bancos no nos referimos a esos bancos", ha ironizado el concejal.

Ya a finales de 2009, cuando las tres administraciones reactivaron la operación el 23 de diciembre de ese año, el portavoz municipal de IU y candidato a la Alcaldía, Angel Pérez, tildaba de "escándalo" esta "forma de esquilmar el patrimonio público", una opinión que ha mantenido al salir de la comisión de Urbanismo.

La coalición de izquierdas recuerda que la venta de suelo superaría los 10.000 millones de euros y que de ese total habría que restar algo más de 3.000 destinados a las infraestructuras. De los 7.000 restantes la proporción, en función de la cantidad de suelo aportado, sería la siguiente: 4.429 millones de euros para el Ministerio de Fomento por su 62,9 por ciento, 1.383 millones para los propietarios privados, 829 millones para el Ayuntamiento y 397 millones para la Comunidad de Madrid por los terrenos ocupados por el Canal de Isabel II. "Según el acuerdo, de los más de 4.000 millones de Fomento habría que descontar 1.200 en concepto de canon que Duch pagaría a la Administración Central y los 3.000 restantes serían el resultante final de semejante pelotazo. Esto es, siendo benévolo, una primada o, siéndolo menos, todo un desfalco al patrimonio público", han criticado.

Desde la coalición de izquierdas han defendido que el proyecto debe ser para mejora la zona norte de la ciudad "y la cuenta de resultados de las empresas" para, a renglón seguido, preguntarse "si alguien ha valorado si en la actual coyuntura del sector inmobiliario son necesarias 10.000 viviendas más cuando hay casi 200.000 vacías y están pendientes los nuevos desarrollos que no se desarrollan y la operación de la fábrica de Mahou y del entorno del Calderón".

SUPONDRÁ LA CONSTRUCCIÓN DE MÁS DE 16.000 VIVIENDAS AL NORTE DE LA CAPITAL

La 'operación Chamartín' supondrá la construcción de más de 16.000 viviendas en el norte de la capital, de las que 4.000 serán protegidas, y la modernización del norte de Madrid capital. Tras quince años de negociaciones infructuosas, la operación conseguía desbloquearse a través de un proceso en el que se invertirán un total de 10.953 millones de euros procedentes de los beneficios de la propia operación.

En concreto, 1.800 millones irán a urbanización e infraestructuras, mientras que 5.650 millones serán para edificios lucrativos, otros 1.100 irán destinados a dotaciones públicas y los 2.400 millones restantes se destinarán al by-pass norte, a la remodelación de Chamartín y a otras actuaciones ferroviarias del Ministerio y el Ayuntamiento.

Así, el proyecto generará 20.000 puestos de trabajo durante los doce años que se prevé dure su ejecución. Una vez finalizada la operación, se crearán 68.000 empleos estables en las oficinas y otros equipamientos terciarios que se abran en el nuevo ámbito, como hoteles, superficies comerciales y equipamientos privados.

Además, contará con una nueva línea de Metro que discurrirá subterránea a lo largo de la prolongación del actual Paseo de la Castellana. Esta línea partirá desde la estación de Chamartín en dirección norte y contará al menos con cuatro paradas a lo largo de este eje.

Con este proyecto, el Paseo de la Castellana llegará a cruzarse con las carreteras de circunvalación M-30 y la M-40, para lo cual se ha previsto la construcción de enlaces adecuados que faciliten la circulación. Así, se crearán el Nudo Norte con la M-30 y el Nudo Fuencarral con la M-40. Para garantizar la fluidez del tráfico y una correcta comunicación entre los barrios situados a ambos lados de la futura prolongación del Paseo de la Castellana, el proyecto ha incluido la creación de cinco grandes avenidas transversales, una de ellas subterránea, que se repartirán regularmente a lo largo de toda la vía.