El Pleno del Ayuntamiento de Madrid aprueba los primeros presupuestos de Ana Botella

madrid

| 22.12.2011 - 13:23 h
REDACCIÓN

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado hoy, con los votos de la mayoría absoluta del PP y el rechazo de la oposición -PSOE, IU y UPyD- los que serán los primeros Presupuestos que gestionará la futura alcaldesa de la capital, Ana Botella. Los Presupuestos del Ayuntamiento de Madrid bajarán en 2012 por tercer año consecutivo, en esta ocasión un 4,1%, lo que supone ya un 21,2% menos que los 4.923,16 millones de euros de 2008, en el primer año de la crisis económica.

Tras la marcha hoy de Alberto Ruiz-Gallardón al Ministerio de Justicia, Botella, que será elegida alcaldesa el próximo día 27, dispondrá el próximo año de 3.879,29 millones de euros, algo más de 10,6 millones al día, para llevar a cabo el programa municipal del PP.

Con los votos del PP, hoy 30, todavía uno por encima de la mayoría absoluta tras la renuncia de Ruiz-Gallardón no sólo como alcalde sino también como concejal, han sido rechazadas las tres enmiendas a la totalidad y las alrededor de 460 enmiendas parciales presentadas por PSOE, IU y UPyD.

Junto a los Presupuestos, el Pleno ha aprobado también las nuevas ordenanzas fiscales de Gestión, Recaudación e Inspección; del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI); del Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE); y del Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana.

También los de las ordenanzas fiscales de las tasas por Servicios y Actividades relacionados con el Medio Ambiente; por Utilización Privativa o Aprovechamiento Especial del Dominio Público Local; y por el mantenimiento de los servicios de emergencia que presta el Cuerpo de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid, y el proyecto definitivo de la Ordenanza Fiscal reguladora de la misma.

AMORTIZAR 3.000 MILLONES DE DEUDA SIN INCREMENTO FISCAL

Igualmente, el Pleno ha aprobado con los votos del PP el nuevo Plan Económico y Fiscal del Ayuntamiento para el periodo 2012-2016, que en esos cinco años permitirá amortizar más de 3.000 millones de euros de deuda y a cumplir los plazos de la ley de morosidad sin incremento de la fiscalidad.

El delegado de Hacienda, Juan Bravo, ha destacado en su intervención que, a diferencia de lo que van a hacer la mayor parte de las administraciones con un volumen de gasto importante, el Ayuntamiento de Madrid contará el próximo año con un presupuesto que prevé superávit, en concreto más de 20 millones de euros.

Podrá además "garantizar los servicios públicos esenciales", y ello, ha subrayado, congelando los tipos impositivos -aunque el IBI sube por la revisión catastral- y reduciendo la deuda en otros 724 millones, sin necesidad de refinanciarla. Eso sí, serán necesarios algunos ingresos "excepcionales", en concreto 245 millones de euros por la venta de las acciones del Canal de Isabel II, fruto del convenio firmado en marzo con el Gobierno regional; y la venta de activos, como la sede del Área de Urbanismo en la calle de Guatelamala.

También el ahorro de 159 millones de euros por la no contribución a los costes de explotación de Metro tras el acuerdo alcanzado en este sentido con la Comunidad y de 90 millones como consecuencia de la reciente subrogación de la deuda de Madrid Calle 30.

A todo esto espera poder sumar el Ayuntamiento las consecuencias de las modificaciones que haga el nuevo Gobierno central del PP para dar cobertura a las resoluciones aprobadas en septiembre por la FEMP, que estima que podrían generar unos ingresos adicionales para 2012 entre 50 y 100 millones.

LA OPOSICIÓN SOSTIENE QUE LOS INGRESOS SOLO CUADRAN EN EL PAPEL

Los portavoces de la oposición en este debate, Noelia Martínez (PSOE), Jorge García Castaño (IU) y Mariano Palacios (UPyD), han puesto en duda las cifras de ingresos del presupuesto. Noelia Martínez ha afirmado que las cuentas municipales "sólo cuadran en el papel" y "carecen de credibilidad" y ha opinado que estos presupuestos responden a un "ejercicio de trilerismo".

Ha criticado que se destinen 1.184 millones de euros, más de uno de cada cinco euros, a pagar deuda y que se recurra a la "venta de patrimonio", al "recorte social" y a una "nueva subida de impuestos", incluso con una tasa nueva, en referencia a la destinada al mantenimiento del servicio de Bomberos.

García Castaño ha denunciado que "uno de cada cuatro euros van a ir directamente a los bancos para pagar deuda", que no hay inversión nueva ni se van a construir nuevo equipamientos y que el presupuesto del Ayuntamiento de Madrid ha caído ya en términos reales un 22%, 1.010 millones, desde 2008.