El PP califica de "ejercicio de responsabilidad" los presupuestos regionales y la oposición de "atraco"

madrid

| 03.07.2012 - Actualizado: 14:52 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La oposición ha coincidido hoy al criticar la modificación de los presupuestos regionales que se va a aprobar esta tarde en la Asamblea, y que los grupos han tachado de "ley trampa", "consumación de un dislate" o "atraco a los madrileños y despropósito contra los trabajadores". Una modificación de los presupuestos que, según el PP, será la "culminación de un ejercicio de responsabilidad" que va a ser "positivo" para las economías madrileñas y española, y contribuirá a crear empleo.

PSOE

El portavoz del PSOE en la Asamblea, Tomás Gómez, ha señalado que el cambio de las cuentas regionales es "la consumación del dislate del Gobierno de Esperanza Aguirre", y "profundizará en los errores" que llevaron, por ejemplo, a la intervención del sistema bancario. Según Gómez, estos presupuestos colocarán a la Comunidad "más lejos la salida a la crisis". Gómez ha acusado al Ejecutivo de Aguirre de "recortar en lo esencial para los ciudadanos", y ha asegurado que "cuando pase el verano volverán con la tijera" y se verá el "tercer tomo, los tercero de los presupuestos para este año", un hecho que "no tiene precedentes en esta Comunidad".

Antonio Carmona, portavoz de Economía del grupo socialista, ha incidido en que los populares "mintieron sobre el déficit público" y "se equivocaron sobre las previsiones", lo que ha obligado a realizar una "modificación de 1.045 millones de euros", que supondrá reducir en 100 millones el presupuesto en educación, en 200 el de empleo y formación, en 131,8 el de sanidad, y en 10,5 el de asuntos sociales.

IU

La portavoz de IU en materia de Presupuestos, Libertad Martínez, ha calificado las nuevas cuentas públicas de "atraco a los madrileños" y "despropósito contra los trabajadores".Según ha afirmado, no es que el Gobierno de Aguirre "esté haciendo un mal uso de su función, sino que directamente está siendo peligroso, atenga contra todos los madrileños".

UPyD

Ramón Marcos, portavoz adjunto de UPyD, se ha mostrado convencido de que esta tarde se va a aprobar "una especie de ley trampa". "Bajo la voluntad de reducir 'partidas maravillosas' lo que se escondía era la voluntad de bajar el salario a los empleados públicos y elevar los tributos vía tasas y precios públicos", ha dicho.

PP

Desde el PP, su portavoz en materia de presupuestos, Pedro Muñoz Abrines, ha dicho que la aprobación de los presupuestos de hoy supondrá la "culminación de un ejercicio de responsabilidad y de transparencia" para cumplir con el objetivo de déficit, contribuir a la recuperación económica y ayudar a que España dé imagen de "más fiabilidad"."Dimos una oportunidad a los grupos para que aportaran sus ideas, y desgraciadamente han defraudado a todos los madrileños, sólo han presentado una alternativa de demagogia y sin resultados concretos", se ha lamentado.

Como ejemplo, ha explicado que IU sólo quiere "mantener lo que ya existe, y que la deuda y el déficit no se solucionen", "echando agua" al "cortocircuito económico". UPyD, según el PP, ha querido "dar lecciones" pero a la hora de "apagar el fuego, son incapaces de presentar una alternativa creíble".

Y el PSOE, ha seguido explicando Muñoz Abrines, "no sólo no asume su responsabilidad, sino que no ofrece alternativas y pretende instalarse en el fuego"."Quien ha provocado el cortocircuito, los que han hecho que nuestra vivienda esté llena de aparatos por encima de nuestro potencial eléctrico, lo que pretenden es mantener todos los aparatos y además no apagar el fuego. Es un ejercicio de irresponsabilidad de quienes no tienen un proyecto alternativo", ha dicho.

Muñoz Abrines ha señalado que la petición de los grupos de oposición de aumentar los impuestos es "una falacia" y supondría "un engaño", porque el problema del Estado es el elevado gasto.