El pederasta engañaba a las niñas con frases para que se fueran con él

Con frases como "Vamos a darle una sorpresa a tu abuelo" engañaba a sus víctimas

Su coche, un Citroen Picasso fue la llave para dar con él

Varias cámaras grabaron uno de los vehículos aunque la matrícula no era visible

madrid

| 20.11.2014 - 15:28 h
REDACCIÓN

"Vamos a darle una sorpresa a tu abuelo". Con frases como esta Antonio Ortiz convencía a sus pequeñas víctimas para que se fueran con él. El sumario del caso sigue arrojando datos escalofriantes sobre la perversión del pederasta de Ciudad Lineal. Hoy hemos sabido además que mientras abusaba de las niñas, Antonio Ortiz llamaba a su familia y en días previos a su arresto alardeaba de que se acostaba con mujeres mayores.

El presunto pederasta de Ciudad Lineal, Antonio Ortiz, alardeó en los días previos a su detención en varias conversaciones telefónicas de que se había acostado con dos mujeres, una de ellas casada y "mayor", según dijo, porque tenía su misma edad.

En el sumario del caso, al que ha tenido acceso Efe, se incluyen dos conversaciones telefónicas de Antonio Ortiz desde Santander, en las que habla con un primo y un amigo a los que cuenta que se acostado con sendas mujeres.

En una de ellas, seis días antes de ser arrestado -el 18 de septiembre por la noche-, habló con un primo que le recriminó que hubiera estado desaparecido todo el día y entonces le relató que se ligó "a una persona mayor" porque -según explica- él llama mayores a las mujeres cuando tienen cuarenta años, y esa era de su edad (42).

ENGAÑÁBA A SUS VICTIMAS HACIÉNDOLAS CREER QUE ACTUABA POR ENCARGO DE FAMILIARES

Al levantarse el secreto de sumario, seguimos conociendo de cómo actuaba en pederasta de Ciudad Linealcon sus víctimas. Antonio Ortiz, abordaba a sus víctimas sin violencia, utilizando frases en las que mencionaba a los padres o abuelos de las pequeñas para engañarlas y conseguir que se fueran con él voluntariamente.

En el sumario del caso, al que ha tenido acceso Efe, aparecen las frases que supuestamente Antonio Órtiz dirigió a las niñas para atraer su atención. Estas son algunas de ellas.

- 11 de julio de 2013.- "Estoy aquí con ella, ya la acompaño yo a casa" fue la frase que dirigió a una menor en Coslada junto a un semáforo, haciéndole creer que hablaba con su madre. Más tarde accedió con ella a su propia casa e intentó agredirla sexualmente.

- 24 de septiembre de 2013.- "Conozco a tu madre y tengo que darle unas bolsas". Esto le dijo a una niña en el distrito madrileño de San Blas, a la que agredió sexualmente en un coche.

- 10 de abril de 2014.- "Tienes que venir conmigo, que ya he hablado con tu madre y tenemos que ir a probarte ropa. Ven que te voy a poner unos trajes de modelo, que tu madre lo sabe y yo la conozco". Así engañó a una menor tras salir de un establecimiento regentado por una familia china en el distrito de Ciudad Lineal para abusar de ella.

- 17 de junio de 2014.- "El amigo malo de madre". Así definió la menor de origen chino al agresor cuando fue engañada y agredida sexualmente tras ser secuestrada cerca del comercio de su familia en Ciudad Lineal. "Espérate aquí, que ahora viene tu mamá", le dijo tras abandonarla.

- 8 de agosto de 2014.- "¿Tú estabas en el bar con unos chicos que eran tus padres? Tu padre me ha mandado a que vengas a buscar conmigo unas cosas al coche, que tu padre está ahí". Con esta frase trató de convencer a una niña que jugaba en un parque del distrito de Moratalaz, pero que finalmente no se fue con él.

- 22 de agosto de 2014.- "Vente conmigo que le vamos a dar una sorpresa a tus abuelos". El pederasta engañó de esta forma a una niña que estaba con sus abuelos jugando en un parque. Fue agredida sexualmente en un descampado del distrito de San Blas.

- 25 de agosto de 2014.- El pederasta preguntó a una menor en Coslada cómo se llamaba y le pidió que se subiera al coche, cerca de un establecimiento regentado por chinos.

EL COCHE, ELEMENTO FUNDAMENTAL DE LA INVESTIGACIÓN

Sobre la investigación seguimos conociendo datos que confirman que la Policía se ha enfrentado para su detención a uno de los casos más complicados. Hoy sabemos que su coche, un Citroen Picasso fue casi la llave para dar con él. Su imagen, parada delante de la tienda, fue uno datos fundamentales para localizarle.

En agosto, después de meter a la niña dominicana a la fuerza en el coche, no dudó en parar a sólo 100 metros del lugar de los hechos a comprar un bote de crema igual que este hallado en el registro de Santander. La dependienta aporta una buena descripción de él y la Policía comienza a buscar todas las cámaras posibles, una gestión que no había dado resultado en anteriores casos.

Su vehículo, un Citroen Xara Picasso, fue recogido por la cámara de un banco que está enfrente. Para a las 18:20 horas y tarda un minuto en volver y se marcha. Así pudieron averiguar la marca y modelo pero no la matrícula. La Policía intentó localizarlo con una cámara del autobús de la EMT pero fue imposible, ni siquiera el FBI lo logró. Otra cámara captaba el coche en su recorrido posterior.

La Policía estaba ante un puzzle complicado, fueron reduciendo sospechosos hasta llegar a tres entre los que se encontraba Antonio Ortiz. En su caso muchas cosas cuadraban, como la apariencia física o la telefonía movil que no dejaba lugar a las casualidades.

Utiliza el teléfono en varios de los raptos incluso llamando a su familia mientras está con una de las niñas. En otros casos, lo apaga antes durante el periodo que comete la agresión. La descripción que hizo la niña dominicana fue importante. Fue una buena pista relacionarle con el mundo de los gimnasios, de hecho en santander aparecieron los anabolizantes que utilizaba.