El pederasta de Ciudad Lineal irá a juicio en septiembre

El sumario del caso del pederasta está ya en la sala, a la espera de que se concrete la fecha del juicio

Pederasta (Archivo)

madrid

| 09.05.2016 - 09:55 h
REDACCIÓN

Antonio Ortiz, considerado el presunto pederasta de Ciudad Lineal, será juzgado previsiblemente el próximo septiembre en la Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Madrid, la misma que durante cuatro meses ha enjuiciado a los presuntos responsables de la tragedia, según han informado fuentes jurídicas.

El sumario del caso del pederasta está ya en la sala, a la espera de que se concrete la fecha del juicio. Según estas fuentes, es previsible que sea en septiembre, dado que la magnitud del juicio del Madrid Arena ha retrasado su enjuiciamiento. En el juicio habrá mucha prueba y se alargará durante varios meses.

La fase de señalamiento se ha producido después de que todas las partes hayan presentado sus respectivos escritos de acusación y defensa. El abogado del acusado pedirá la libre absolución de su cliente y que se condene en costas a las acusaciones que forman parte del proceso judicial.

En su escrito manifiesta su disconformidad con las conclusiones provisionales de las partes personadas y reclama la nulidad del procedimiento por dos causas relativas al registro del piso de la calle Santa Virgilia y las ruedas de reconocimiento.

El abogado defensor critica que la Policía entrara en la vivienda de la calle Santa Virgilia, situada en Hortaleza, sin estar presente ni el detenido ni el fiscal ni el juez. A Antonio Ortiz se le considera autor de las agresiones sexuales a cuatro menores de edad cometidas entre septiembre de 2013 y agosto de 2014 en este barrio madrileño. A dos de ellas las llevó supuestamente a esta casa.

En el piso de Santa Virgilia, la Policía científica halló huellas de alguna víctima y restos de sangre de una de las menores. Tras el cotejo de muestras, un informe concluyó que el perfil genético de TP3 (la menor) es idéntico al obtenido a partir de una muestra de sangre encontrada en el plástico del colchón. Los restos de sangre pertenecían a una niña de 9 años que fue secuestrada el 10 de abril de 2014 a las 20.40 horas.

DEFIENDE SU INOCENCIA

Desde que fue detenido, el presunto pederasta siempre ha defendido su inocencia. Pese a ello, la mayoría de las víctimas le reconocieron en las ruedas de reconocimiento. Su abogado alega en el escrito de conclusiones provisionales que Ortíz "carece de antecedentes policiales" por este tipo de delitos, agregando que pesa sobre él antecedentes penales por robo con violencia en grado de tentativa.

Además, critica que el ministro del Interior diera una rueda de prensa poco después de ser detenido en Santander, ya que ello creó "una situación de perjuicio para el resultado del procedimiento" porque, por ejemplo, se difundieron de manera inmediata las fotografías de su defendido.

Por esta razón, la defensa impugna también las ruedas de reconocimiento de su patrocinado, dado que su imagen apareció en varias ocasiones en los medios de comunicación. Entiende que esta diligencia judicial está viciada, por lo que solicita igualmente que se anulen las actuaciones judiciales y los reconocimientos sean declarados "nulos de pleno derecho".

PETICIONES DE PENA

En sus respectivos escritos, las acusaciones solicitan penas para el supuesto pederasta que oscilan entre los 126 y los 79 años de cárcel. El fiscal reclama una condena de 77 años de prisión. La asociación Clara Campoamor, que ejerce la acusación popular en el caso, pide en su escrito de acusación 79 años de cárcel para Antonio Ortiz.

La abogada de la asociación eleva en dos años la petición de la Fiscalía, que solicita un total de 77 años de cárcel para el presunto pederasta.

El fiscal considera a Antonio O. presunto responsable de tres delitos de agresión sexual, uno de violación, cuatro de detención ilegal y uno de lesiones. La asociación suma un delito de lesiones a las acusaciones del fiscal.

La acusación popular que representa a la Asociación Laxshmi para la Lucha contra el Crimen y la Prevención pide una condena de 120 años de cárcel por cuatro delitos de detención ilegal, cuatro de agresión sexual, cuatro de lesiones y un homicidio en grado de tentativa.

Por otro lado, el abogado de una de las menores reclama hasta 126 años y medio de cárcel para el pederasta. La pena se solicita por cuatro delitos de detención ilegal, cuatro de agresión sexual, cuatro de lesiones y dos homicidios en grado de tentativa. El abogado de otra de las menores reclama veintiséis años de cárcel para el presunto pederasta, sin contemplar en su escrito de conclusiones las agresiones a las otras tres menores.

A Antonio Ortiz se le acusa de los hechos cometidos el 24 de septiembre de 2013 cuando una menor de 5 años fue abordada por éste, haciéndose pasar por una amiga de su madre. El 10 de abril de 2014 se produjo otra agresión de una menor de 9 años, a quien llevó a su casa de la calle Santa Virgilia de Madrid.

Otro de los hechos investigados tuvo lugar el 17 de junio de 2014, cuando el acusado introdujo en su vehículo a una niña de seis años. En este caso la menor necesitó ser intervenida por las graves lesiones que le causó. También se produjo otra agresión el 22 de agosto de 2014 cuando abordó a una niña de siete años en un parque situado en la calle Gomeznarro.