El padre de Diego, tras el archivo de la causa: "Estamos indignados, pero vamos a seguir"

Los padres del menor recurrirán el archivo del caso

madrid

| 01.03.2016 - 16:30 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Manuel González, el padre de Diego, el menor que se suicidó el pasado 14 de octubre, tras ser objeto de un presunto caso de acoso escolar, se declara "totalmente indignado" por el archivo de la causa que investigaba el suicidio de su hijo de 11 años. La juez decidió reabrir el caso después de que apareciesen nuevas pruebas que apuntaban a que el menor podía haber sufrido abusos sexuales en el centro escolar, un extremo que no se ha confirmado.

La juez de Instrucción número 1 de Leganés ha archivado por segunda vez el caso de Diego, el menor que se suicidó el pasado mes de octubre en esta localidad madrileña por un supuesto caso de acoso escolar ocurrido en el centro Nuestra Señora de los Ángeles, en el distrito madrileño de Villaverde.

"Hay muchas cosas que siguen todavía oscuras" asegura Manuel González tras conocer "por los medios" el segundo archivo de la causa decretado por el Juzgado de Leganés. Una decisión de la que critica que se haya enterado antes el Colegio. "¿Qué pasa que tienen hilo directo?".

Manuel quiere saber que ocurrió porque sopecha que detras del suicidio de su dijo pudo no sólo haber un caso de acoso escolar sino de abusos sexuales. "Nosotros tenemos un testigo, la madre de un niño que asegura que allí ocurrían cosas muy raras". No hay pruebas médicas que lo atestigüen pero Manuel asegura que hay otros tipos de abusos.

El padre recuerda que el niño el día anterior del trágico suceso "vino pálido del colegio" por eso ha recurrido y reclama más pruebas periciales y que se escuchen a nuevos testigos.

Sostiene que no tiene un sólo folio de la investigación que se iba a realizar en el Centro, a pesar del compromiso de la presidenta de la Comunidad, con la que se reunieron hace unos días.

Pese a todo no tira la toalla y anuncia que presentarán una queja por la decisión del juez al Consejo General del Poder Judicial, se querellarán contra el colegio e incluso se muestra dispuesto a escribir al Papa y al Ministro de Educación, exponiéndoles el caso.

Desde el Colegio Nuestra Señora de Los Ángeles, piden respeto al Centro, los menores y los profesores.

RECURRIRÁN EL ARCHIVO ANTES DEL SÁBADO

Los padres de Diego, el menor que se suicidó tras un posible caso de acoso escolar, recurrirán el auto por el que el Juzgado de Instrucción número 1 de Leganés ha decretado el archivo del caso, según ha adelanto a Efe el portavoz de la familia, Fernando Sacristán. El abogado de la familia, que asegura haber recibido hoy el auto, presentará el recuso ante la Audiencia Provincial antes del sábado, ha precisado Sacristán.

Según la resolución judicial, fechada el 27 de febrero y a la que ha tenido acceso Efe, tras las diligencias practicadas y la declaración en calidad de testigo de la madre de otro alumno del centro el juez considera que "no resulta justificada la perpetración de ningún delito".

El auto señala que en las pruebas forenses no se halló ADN de ninguna otra persona y concluye que "no ha evidenciado indicio alguno que permita concluir que la víctima hubiera sufrido abusos sexuales en el colegio". Indica asimismo que la testigo, en su declaración, manifiesta que su hijo no conocía a Diego ni ella a los padres.

Afirma además que no tiene constancia de que el menor hubiera sufrido abusos sexuales en el colegio y que escuchó en corrillos de padres que le había pasado algo grave al menor.

Por todo lo anterior, la juez estima que "no existiendo indicios que acrediten que el menor (...) hubiera sido víctima de la omisión de un delito de abuso sexual que hubiera provocado el suicidio de mismo, y no considerándose necesaria la práctica de nuevas diligencias de investigación", procede acordar el archivo de las actuaciones.

En la resolución, la juez se inhibe no obstante en favor de los Juzgados de Instrucción de Madrid "por si el juzgado territorialmente competente" (el supuesto acoso fue en un centro de la capital) "entiende que existen indicios de comisión de algún ilícito penal ocurrido en el colegio".

El portavoz de la familia insiste en que los padres de Diego sostienen que "no se ha investigado lo suficiente" y critica que la juez haya cerrado el procedimiento cuando aún hay "tres recursos sin resolver: el de la familia del menor y el del colegio, más una solicitud de pruebas".

NO AGUANTABA IR AL COLEGIO

Los hechos ocurrieron el pasado 14 de octubre, cuando Diego, de once años, se suicidó tirándose por la ventana de su vivienda, en un quinto piso de un inmueble de Leganés. La policía recogió una carta en la casa del niño en la que éste les decía a sus padres que no aguantaba ir al colegio y que no había "otra manera para no ir".

La dirección del centro concertado, situado en el barrio y que depende de la orden religiosa de los Mercedarios Descalzos, tras subrayar que respeta el derecho de las partes a recurrir la resolución judicial, expresa el "dolor" provocado por la muerte del menor. Sin embargo, ha subrayado que "el daño sufrido por todos es irreparable, más allá de que el Juzgado haya archivado la causa por segunda vez".

El Juzgado acordó reabrir la causa que había archivado por la muerte del menor tras un supuesto caso de acoso escolar, al aparecer un testigo el pasado mes de enero que afirmaba tener información sobre el caso.

Previamente, la juez ya había archivado la causa al considerar que no existían indicios suficientes de que se hubiera cometido un delito, pero los padres solicitaron la reapertura de la investigación, no solo por un posible acoso escolar en el colegio, sino también por una posible agresión sexual.