El nuevo jefe superior de Policía aumentará la presencia policial en las calles

madrid

| 10.09.2010 - 13:34 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Francisco Javier Redondo ha tomado posesión como nuevo jefe superior de Policía de Madrid en relevo de Carlos Rubio en un acto celebrado en la Delegación de Gobierno de Madrid y dirigido por su responsable, Amparo Valcarce, en el que ha adelantado que sus objetivos serán aumentar la presencia policial, estrechar la relación con los sindicatos e incrementar la colaboración con el resto de instituciones implicadas en la seguridad.

La presentación oficial contó con la asistencia del director general de la Policía y la Guardia Civil, Francisco Javier Velázquez; el consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados; el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón; el delegado de Seguridad, Pedro Calvo; el presidente del TSJM, Francisco Javier Vieira; el fiscal jefe de Madrid, Manuel Moix; y el juez Decano de Madrid, José Luis González Armengol, entre otras tantas personalidades.

Las primeras palabras de Valcarce fueron para dar la bienvenida a Redondo en su nuevo cargo tras dejar atrás la dirección de la Jefatura Superior de Policía de Castilla-La Mancha. Y ha asegurado que su doble función será "desde hoy" garantizar "la seguridad de los ciudadanos madrileños" para garantizar "las libertades públicas".

En su intervención, la delegada ha destacado que "Madrid es una comunidad segura" y que "los madrileños lo saben". Así, ha recordado los buenos resultados alcanzados los últimos años "con más medios y mayor eficacia".

Según los datos, el índice de seguridad en 2009 mejoró 4 puntos y si se compara con 2003, casi once puntos. Además, las infracciones han disminuido un 3,78 por ciento durante los primeros ocho meses del año.

Para este logro, Valcarce ha reconocido la importancia de la labor de los Cuerpos y fuerzas de Seguridad del Estado, cuyos agentes han aumentado de manera significativa desde 2003. En concreto, el número de agentes ha crecido un 46 por ciento en los últimos siete años.

Asimismo, la delegada ha recalcado que el objetivo del Gobierno es a seguridad integral, para cuyo logro es fundamental la prevención y la cooperación de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado con las policía locales. "Las juntas locales de seguridad son un instrumento clave que está dando excelentes resultados en materia de prevención", ha dicho.

Además, ha reseñado que el éxito en materia de seguridad integral se debe a la colaboración institucional desarrollada entre la Delegación, la Comunidad Autónoma y todos sus ayuntamientos, especialmente el de la capital.

MAS PRESENCIA POLICIAL

Por su parte, Redondo ha asegurado que espera alcanzar mejores cuotas de seguridad para los madrileños, aumentando la presencia policial. "Me embarga un sentimiento de nostalgia y pena por el puesto que dejo, al mismo tiempo de alegría e ilusión por alanzar una meta importante", ha confesado.

Así, ha elogiado la labor de Rubio al frente del organismo por dejar "el listón muy alto" al haber logrado reducir "el número de delitos e infracciones" en la Comunidad de Madrid. "Esto me obliga a trabajar en la misma línea y con la misma estrategia", ha recalcado.

Asimismo, ha reseñado que "Madrid une y vertebra al resto de España con particularidades únicas que implican un esfuerzo máximo". "Madrid supone un espacio de convivencia que permite cumplir la Constitución que obliga a garantizar las libertades públicas", ha añadido.

Así, ha remarcado que sus objetivos serán potenciar la atención a la ciudadanía y centrar el esfuerzo en la lucha contra la inseguridad. Su trabajo tendrá como bases aumentar la coordinación con la Guardia Civil, Policía local y municipal, así como con las instituciones relacionadas con la seguridad.

Redondo ha adelantado que trabajará para poner en marcha el convenio suscrito con la policía municipal y colaborará con el personal de la seguridad privada, así como la autoridad judicial y con la Fiscalía de Madrid. También ha reseñado que su esfuerzo se dirigirá también a estrechar la relación con los sindicatos policiales.

Además, ha señalado que la Policía debe trabajar con las agrupaciones de ciudadanos para conocer sus inquietudes y demandas en materia de seguridad.

NUEVAS DEMANDAS

Por otro lado, el director general de la Policía y de la Guardia Civil ha reseñado que la Jefatura Superior de la Policía de Madrid inicia una nueva andadura con Redondo a su cabeza en la que hay que impulsar nuevas políticas de seguridad para hacer frente a las nuevas demandas.

Así, ha expuesto que las nuevas demandas exigen nuevas formas de actuación policial que incluyan ámbitos alejados respecto a los que ahora se actuaba con motivo de la globalización delincuencial. También ha dicho que hay que centrarse en la prevención de las conductas delictivas y en las mejoras de las estructuras organizativas.