El Museo Arqueológico amplía sus almacenes

Con una nave de 750 metros cuadrados

Museo Arqueológico de Madrid

madrid

| 18.10.2015 - 20:11 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El Museo Arqueológico Regional, en Alcalá de Henares, ha iniciado esta semana las obras de restauración y rehabilitación de una nave industrial que servirá para ampliar sus almacenes con un depósito externo.

El Ayuntamiento alcalaíno cedió al Museo una nave de 750 metros cuadrados en virtud de un convenio de colaboración con la Comunidad de Madrid firmado en junio de 2014 en el que la Comunidad se compromete a rehabilitarla.

Según una nota de la Comunidad, desde la firma del convenio se ha preparado el expediente administrativo para sacar a concurso las obras que ahora comienzan, que tendrán una duración máxima prevista de tres meses.

La obra pretende acabar con la "situación de emergencia" que presentan los almacenes del Museo Arqueológico Regional "y la necesidad ineludible de acometer, con la mayor urgencia posible que permita la ley, las obras para la restauración, rehabilitación y acondicionamiento de un nuevo espacio de almacenes", dice la nota.

El Museo Arqueológico Regional tiene dos espacios destinados a este fin, tanto para objetos arqueológicos como paleontológicos que actualmente están utilizados a más del 100% de su capacidad.

En este Museo Arqueológico de la Comunidad de Madrid deben ser depositados todos los materiales arqueo-paleontológicos aparecidos en la región, para su salvaguarda y custodia.

Según la Comunidad, "la gran cantidad de objetos patrimoniales que ingresan en este museo por mandato de ley ha hecho necesario aumentar los espacios destinados a la guarda y custodia de las piezas que forman la colección estable del Museo".

La función elemental de los almacenes es la conservación preventiva y para garantizarla cada objeto patrimonial necesita un espacio mínimo para evitar ser aplastado, solaparse con otros o ladearse, y, además, la localización precisa de cada pieza en cada momento es fundamental para la guardia y custodia de los objetos patrimoniales.