El Mercado Puerta de Toledo albergará un campus universitario los próximos 50 años

Su cesión a la Universidad Carlos III permitirá la dinamización y rejuvenecimiento de la zona Centro

madrid

| 25.01.2011 - Actualizado: 14:49 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid han firmado este martes el acuerdo que establece la cesión del Mercado Puerta de Toledo a la Universidad Carlos III durante los próximos 50 años para instalar en el corazón de la ciudad un campus urbano, a cambio del pago de un canon que alcanzará los 100.000 euros al año. Así se refleja en el convenio suscrito hoy entre la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre; el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, y el rector de la Carlos III, Daniel Peña, que hace posible a la universidad pública disponer de su primer espacio académico en la ciudad y a las Administraciones, encontrar una fórmula adecuada de gestión para el Mercado.

El acuerdo establece que la Universidad Carlos III (UC3M) no pagará nada los ocho primeros años de gestión del Mercado Puerta de Toledo, para llevar a cabo la inversión necesaria para transformar el edificio en un campus urbano con cinco áreas interconectadas entre sí. Estas áreas, según ha explicado el recto, albergarán un Centro Internacional de Postgrado y otro de Formación Continua; Espacios de la Cultura, del Emprendedor y de la Creatividad y un Punto de encuentro internacional para estudiantes.

El edificio Mercado Puerta de Toledo es de titularidad municipal y su gestión, cedida a la Comunidad durante 30 años, expira en 2018, según ha explicado el responsable de Hacienda del Ayuntamiento, Juan Bravo. Será a partir de ese año cuando la Universidad Carlos III deberá pagar 25.000 euros anuales de canon durante tres años; los tres siguientes, la cantidad subirá hasta 50.000 euros anuales y los años 14, 15 y 16 de explotación, la universidad abonará 75.000 euros de canon cada uno. A partir del año 17º de gestión, la Carlos III pagará 100.000 euros por anualidad, más el IPC, hasta la finalización de la concesión, dentro de 50 años.

Al acuerdo de hoy le seguirá un convenio jurídico, dentro de aproximadamente un mes, cuando está previsto que comiencen las obras de transformación del Puerta de Toledo en campus universitario.

Se establece además el compromiso de la Comunidad de Madrid de resolver los contratos vigentes con los comerciantes del Puerta de Toledo, de manera que, según ha explicado Juan Bravo, el Mercado se entrega "libre" a la Universidad Carlos III, a la firma del convenio jurídico.

Ha indicado que los comerciantes ocupan un espacio muy reducido de los 23.265 metros cuadrados de superficie total que tiene este edificio de cuatro plantas, en el que la Carlos III transformará 11.834 metros cuadrados.

La presidenta y el alcalde se han mostrado satisfechos de haber "corregido un error de gestión acumulado durante años", según Ruiz-Gallardón, quien ha recordado que ni Joaquín Leguina (el primer presidente de la Comunidad), ni él mismo cuando ocupó ese cargo ni Esperanza Aguirre supieron encontrar "una fórmula adecuada" para este espacio.

El alcalde ha destacado además que este espacio académico beneficiará mucho a un barrio situado en el "corazón" de Madrid, que se revalorizará y dinamizará sus alquileres porque llegarán nuevos vecinos, más jóvenes que los actuales.

Aguirre, que ha destacado que el 60% de los jóvenes de entre 20 y 24 años de la Comunidad de Madrid tienen estudios superiores, ha recalcado el apoyo de su Gobierno a las universidades públicas, a pesar de las "dolorosas bajadas presupuestarias" que asegura que tiene que aplicarlas. En cualquier caso, ha dicho que estas rebajadas son menores que las que aplican otros países de la Unión Europea, como el Reino Unido, que ha reducido un 40% el presupuesto para universidades e Italia, que los ha bajado un 20%.

La presidenta se ha mostrado en contra a la bajada drástica de las tasas porque, en su opinión, es mejor "becar a todos los que lo necesitan que hacer prácticamente gratuitas" las universidades públicas.