El marido de la enfermera y otro hombre, bajo sospecha de estar contagiados

El hombre sospechoso de ébola que viajó a Nigeria es un ingeniero español

La otra enfermera ingresada en el Carlos III da negativo en la prueba del virus

El marido de la contagiada con el Ebola asegura que su esposa siguió todos los protocolos

madrid

| 07.10.2014 - 10:19 h
REDACCIÓN

El marido de la auxiliar contagiada por ébola y otro paciente que ha llegado a España desde el extranjero están aislados en el Carlos III como casos sospechosos de estar infectados, mientras que una enfermera está también aislada y en observación pero no reúne los criterios de sospecha de contagio. Según han informado en rueda de prensa el gerente del Hospital La Paz y los facultativos que atienden a los pacientes en el Carlos III, los cuatro están ingresados aislados en habitaciones de alta seguridad del centro.

El esposo de la sanitaria infectada está en estudio por la "exposición de alto riesgo sin protección" a la que ha estado sometido. Además, un varón llegado de Nigeria ha sido sometido a un análisis, que ha dado negativo, y está a la espera de que se le realice una segunda prueba mañana.

El marido de Teresa R.R ha asegurado este martes que su mujer siguió "todos los protocolos normales" cuando asistió como voluntaria al religioso Manuel García Viejo y ha aseverado que hizo "todo lo que le dijeron".

En una conversación con 'elmundo.es', recogida por Europa Press, Javier L., esposo de la auxiliar sanitaria, ha comentado que ésta evoluciona favorablemente. La mujer permanece ingresada en el Carlos III, donde se le están dando anticuerpos de una enfermera que sobrevivió al virus.

Sobre el contagio, el hombre ha señalado que siguió "todos los protocolos normales, sin que ésta nunca le comentase que se quitara el traje de protección. Además, ha comentado que tras asistir al religioso fue normal a casa y de hecho se iban a ir de vacaciones, algo que anularon por un accidente que él sufrió en el trabajo.

"Ella me dijo que se iba a ir con su madre, pero empezó a tener fiebre el lunes", ha relatado, para añadir seguidamente que no llegó a tener 38,6 de fiebre, sino una baja. Además, ha querido dejar claro que en el primer caso de Ebola le tocó, pero que en este se presentó como voluntaria.

INGENIERO BAJO OBSERVACION

Por otra parte, el hombre que se encuentra en observación en el Hospital Carlos III de Madrid tras viajar a Nigeria es un ciudadano español, ingeniero, que había estado trabajando en ese país africano, según ha informado el sindicado CSI-F, que ha remarcado que en un primer análisis de ébola ha dado negativo.

Antonio Caballero, representante de este sindicato en la junta de personal del Carlos III, ha explicado en rueda de prensa que este ingeniero español está en observación a la espera de que mañana se le realice un segundo análisis, 72 horas después de la primera prueba que se le practicó y que dio resultado negativo por ébola.

De dar también negativo este segundo análisis, será dado de alta con vigilancia, según ha explicado el doctor Francisco Arnalich, jefe del servicio de Medicina Interna del hospital, en otra rueda de prensa.

Caballero ha informado también de que ayer, a las dos de la madrugada, recibió el alta una médico intensivista que había estado en observación y cuyos análisis resultaron ser negativos.

LA OTRA ENFERMERA INGRESADA EN CARLOS III DA NEGATIVO

La prueba del ébola practicada a la otra enfermera ingresada en el Hospital Universitario La Paz-Carlos III y que estuvo en el equipo que atendió a Manuel García Viejo ha dado negativo, según han informado a Europa Press fuentes de la Consejería de Sanidad.

La enfermera no estaba considerada un caso sospechoso sino de estudio. El motivo se debe a que no presentaba fiebre pero sí diarreas y su ingreso de debió a que formaba parte del equipo que atendió a este paciente al que había atendido con el traje protector.

En este caso, no estuvo en contacto directo con la auxiliar de la enfermería contagiada pero sí con compañeros suyos. Dicha enfermera es una de las cuatro personas ingresadas en el Carlos III en régimen de aislamiento.

Las mismas fuentes indican que no se le va a hacer ninguna otra prueba a la paciente y se descarta como posible caso de ébola. Por otro lado, indican que aún no se le ha dado el alta pero presumiblemente se proceda a ello cuando lo determine el equipo médico.