El mapa delincuencial pone el foco en el sector VI de la Cañada

Cifuentes constituye la Mesa de Seguridad de la Cañada Real

madrid

| 30.05.2014 - 09:04 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El mapa delincuencial de la Cañada Real Galiana elaborado por la Delegación del Gobierno en Madrid se concentra especialmente en el sector VI, donde destacan los robos de coches, los puntos de venta de droga y receptación de efectos, las lesiones y los atentados a agentes de la autoridad.

En número de delitos le sigue el sector V, en Rivas, donde se detectan robos en viviendas, en trasteros y en el interior de los vehículos. En cambio, el sector I, en Coslada, apenas presenta conflictividad y la tipología delictiva destacada es parecida a la de otras zonas de Madrid: robos con violencia e intimidación, hurtos, amenazas y apropiación indebida.

Parecido ocurre en los sectores II, III y IV, donde no hay actividad de ventas de drogas y donde se registran más sustracciones de vehíuclos y robos con fuerza.

En el mapa también se ha incluido el Gallinero, que no pertenece especifícamente a la Cañada, y donde abunda el robo y la manipulación de cables, así como la receptación de objetos robados, ha indicado la delegada del Gobierno durante la rueda de prensa ofrecida tras la reunión mantenida este mediodía.

El mapa ha sido presentado hoy en la sede de la Delegación del Gobierno en Madrid tras la constitución de la Mesa de Coordinación de Seguridad de la Cañada Real Galiana, de la que forman parte representantes de las tres administraciones públicas.

Además, durante la reunión celebrada hoy se ha concretado la composición de la Comisión de Seguridad Conjunta, prevista también en el Protocolo de Seguridad, y que tiene un carácter fundamentalmente técnico, detallándose sus competencias operativas.

Han participado en este acto la delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, el alcalde de Rivas Vaciamadrid, Pedro del Cura, así como el concejal de Seguridad de Coslada, Fernando Atienza.

Se trata de un órgano que va a contribuir eficazmente a la lucha contra la delincuencia en la zona, porque permitirá incrementar la coordinación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado con las policías locales, mejorar la planificación de las actuaciones, y facilitar el intercambio de información para tener una imagen detallada de la realidad de este ámbito desde el punto de vista de la criminalidad", ha señalado la delegada del Gobierno en Madrid.

Cifuentes ha recalcado que los órganos de coordinación son muy necesarios en una zona de problemática compleja, que se extiende por una superficie de 107 hectáreas, a lo largo de 14 kilómetros de cuatro municipios, donde residen más de 7.000 personas, y en el que intervienen el Cuerpo Nacional de Policía, la Guardia Civil y distintos cuerpos de Policía Local.La puesta en marcha de este nuevo órgano de coordinación estaba prevista en el Protocolo de Seguridad de la Cañada Real, firmado en 2013 entre las administraciones públicas, y su constitución se ha llevado a cabo una vez que finalmente se suscribió el denominado acuerdo social hace escasas fechas entre Comunidad de Madrid, ayuntamientos y vecinos.

La Mesa de Coordinación va a estar presidida por la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, formando parte de ella representantes de la Comunidad, de los municipios afectados, y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

BALANCE DELINCUENCIAL

La delegada ha señalado que han venido trabajando intensamente desde hace dos años y medio, en el ámbito de sus competencias, en la lucha contra la delincuencia en la Cañada Real. En primer lugar, con el fin de prevenir y controlar la criminalidad, mediante el establecimiento de operativos para erradicar el tráfico de drogas, desarrollar dispositivos disuasorios y prevenir la extensión de la delincuencia a los municipios próximos. En segundo lugar, adoptando mecanismos de colaboración y coordinación entre Policía Nacional, Guardia Civil y Policías Locales.

La actividad policial se ha desarrollado a lo largo de los seis sectores en que se divide la Cañada Real a su paso por la Comunidad de Madrid, cada uno de los cuáles ha sido objeto de análisis previo, mediante un diagnóstico orientado a conocer la realidad de este ámbito desde el punto de vista criminológico, y diseñar las operaciones contra la delincuencia.

El informe realizado por la Delegación del Gobierno pone de relieve que, aunque se ha actuado policialmente en todo el ámbito, sólo dos sectores presentan una problemática diferente a otras zonas de Madrid: el Sector 5, en la zona de Rivas Vaciamadrid colindante con la Cañada, donde se desplazan los toxicómanos para cometer robos en domicilios y trasteros a fin de sufragar la compra de drogas, y el Sector 6, especialmente Valdemingómez y la zona aledaña de El Gallinero, que es un ámbito significativo desde el punto de vista de la delincuencia.

Desde enero de 2012 hasta hoy, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han llevado a cabo en el Sector 5 de la Cañada, en el entorno de Rivas Vaciamadrid, un total de 54 actuaciones relacionadas especialmente con robos con fuerza o violencia, que se han saldado con 333 detenciones.

Por lo que se refiere al Sector 6, el más conflictivo, se extiende a lo largo de 7 kilómetros y supone el 46 por ciento de la Cañada, residiendo en él casi 4.000 personas. Las actividades delictivas más intensas son el tráfico de estupefacientes, receptación de objetos robados, y manipulación de cables.

En este ámbito se han llevado a cabo, también desde hace dos años y medio, 42 grandes operaciones, 30 de ellas relacionadas con el trafico de drogas, receptación e intervenciones originadas por tiroteos entre clanes rivales, y 12 con drogodependientes que cometían delitos como robos con intimidación, robos en domicilios y trasteros y robos en interior de vehículos con el fin de obtener dinero para comprar estupefacientes.

El número de detenidos en este apartado asciende a 271, a los que se suman 542 como consecuencia de controles policiales y reclamaciones judiciales, y 58 por robo de cobre en El Gallinero, donde se han recuperado 17.402 kilos de cable.

Uniendo las operaciones antidroga y las llevadas a cabo por delitos relacionados y otras tipologías delictivas, se alcanza la cifra de 96 operativos contra la delincuencia en los sectores 5 y 6, con el resultado de 1.927 detenidos y 13 clanes delictivos, sobre todo dedicados al tráfico de estupefacientes, desarticulados desde principios de 2012. El Ayuntamiento de Madrid, en el marco de distintas operaciones policiales, ha demolido 108 chabolas bunkerizadas vinculadas al tráfico y consumo de drogas.

Además, en el Sector 6 se han efectuado 446 controles preventivos en los accesos y zonas más conflictivas y se han levantado 1.248 actas por posesión de drogas, y 242 por posesión de armas y objetos peligrosos, identificándose a 4.800 personas.

La actuación sostenida de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, en colaboración con las Policías Locales, ha conseguido reducir determinadas tipologías delictivas, como los robos con fuerza en casas, robos en coches, amenazas y atentados con los agentes de la autoridad, diminuyéndose además en 2014 un 18,75 por ciento la media de personas que frecuentan dicho sector.