El juez envía a prisión a 15 de los detenidos en la Operación Emperador

El edil de Fuenlabrada detenido presenta su dimisión "irrevocable" y su renuncia al acta

Nacho Vidal recalca que es"inocente" y lo seguirá "demostrando los próximos días"

madrid

| 19.10.2012 - 08:38 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El juez Fernando Andreu ha decretado prisión para 15 de los 19 detenidos en la Operación Emperador contra el blanqueo de capitales que han declarado hoy en la Audiencia Nacional, aunque de ellos cinco podrán eludir la cárcel con fianzas de entre 6.000 y 100.000 euros.

Otros cuatro detenidos de los que han comparecido hoy ante el juez han salido en libertad con cargos y obligación de comparecencias periódicas, además de entregar el pasaporte. La decisión del juez coincide con las peticiones de la fiscalía.

Dos empresarios españoles implicados en la trama investigada, los hermanos Pedro y Patxi Garmendia, que se habían entregado voluntariamente y habían prestado declaración el miércoles y ayer, respectivamente, han pagado hoy las fianzas que les había fijado el magistrado para eludir la prisión.

La mayor parte de los 19 detenidos que han comparecido hoy han estado acompañados de abogados de oficio y se han negado a declarar. De ellos, 16 son de origen chino y sospechosos de actuar como "blanqueadores" de dinero.

El juez comenzó a tomar declaración a los detenidos a las 10.45 horas de esta mañana, en la que es ya la tercera jornada de interrogatorios a los detenidos en la Operación Emperador contra el blanqueo de capital.

Aunque en un principio estaba previsto que hoy compareciera el empresario chino Gao Ping, considerado uno de los cabecillas de la trama, su declaración se ha pospuesto hasta mañana, según fuentes de la Audiencia Nacional.

EL CONCEJAL DE FUENLABRADA PRESENTA SU DIMISIÓN

El concejal de Seguridad Ciudadana y Recursos Humanos del Ayuntamiento de Fuenlabrada, José Borrás, ha presentado este viernes su dimisión "irrevocable" a sus cargos y ha anunciado la entrega de su acta, tras su detención en la 'Operación Emperador' contra la mafia china de Cobo Calleja.

Así lo ha anunciado el alcalde, Manuel Robles, después de que el edil se haya reunido con el regidor esta mañana. El alcalde ha asegurado que Borrás ha justificado su renuncia "por ética y respeto al compromiso con la ciudadanía", así como para "no perjudicar la figura del alcalde, la de los compañeros y compañeras del equipo de Gobierno, a la Agrupación Socialista y al Partido Socialista".

No obstante, el primer edil ha manifestado que, según le ha transmitido Borrás, éste hace la renuncia "desde la conciencia limpia respecto a que podrá demostrar su inocencia y que siempre ha obrado como concejal en cada una de las responsabilidades que se le han asignado con total honestidad, dedicación e ilusión buscando siempre lo mejor para Fuenlabrada, sus vecinos y vecinas".

Robles ha asegurado que acepta la "renuncia" al ser "consciente de la valía de este gesto y comportamiento" que "honra" al edil. "Comparto plenamente en la seguridad de que pueda demostrar su inocencia", ha explicado el primer edil en un comunicado.

"Como alcalde le agradezco profundamente, en nombre propio y en el de todo el Gobierno municipal su honestidad y sus servicios prestados", ha precisado.

El edil fue detenido el pasado martes en el marco de la operación 'Emperador' y fue llevado a declarar a la Audiencia Nacional. Tras ello, quedó en libertad sin fianza pero con la obligación de declarar periódicamente tras la imputación de los delitos de cohecho, malversación y tráfico de influencias.

Al edil se le vinculaba indiciariamente con la concesión de licencias fraudulentas de locales a miembros de la trama a cambio de cantidades económicas aún por cuantificar, por lo que el fiscal Anticorrupción José Grinda reclamó sin éxito su ingreso en prisión provisional eludible con una fianza de 10.000 euros para asegurar su sometimiento a la acción de la justicia.

VIDAL AGRADECE A SUS SEGUIDORES EL APOYO DEMOSTRADO

El actor porno Nacho Vidal ha querido agradecer a todos sus seguidores en Twitter el apoyo demostrado desde que el pasado martes fuera detenido en el marco de la 'Operación Emperador'. "Gracias a todos por el apoyo mostrado", ha tuitedado Vidal.

Nacho Vidal ha hecho uso de su perfil en la red social para recalcar su inocencia nada más abandonar el jueves por la tarde la Audiencia Nacional en libertad con cargos. "Soy inocente y lo seguiré demostrando los próximos días", escribía el famoso intérprete porno.

Por otra parte, el resto de los presuntos integrantes de la red china de blanqueo de capitales desarticulada con declaran este viernes ante el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu aunque su presunto líder, Gao Ping, probablemente no lo hará hasta este sábado, según informaron fuentes jurídicas.

El magistrado tiene previsto interrogar en las próximas horas a 19 personas que han sido arrestadas por delitos fiscales y blanquear dinero procedente de las actividades económicas desarrolladas por las sociedades de la trama. De ellos, un total de 16 tienen nacionalidad china.

El juez también tomará declaración la próxima semana al inspector de Policía Nacional Miguel Ángel Gómez Gordo, que trabajaba en la Brigada Provincial de Extranjería de Madrid, y al sargento de la Guardia Civil que han sido arrestados en la operación.

A los detenidos se les imputan, indiciariamente, los delitos de integración en organización criminal y blanqueo de capitales, además de otros que pueden variar en función del papel que cumplieran en la trama. Se les acusa de lavar entre 200 y 300 millones de euros al año durante los dos últimos ejercicios.

Según la investigación, la trama contaba con tres métodos para blanquear capitales: sacaban el dinero en bolsas de plástico por tren o carretera, realizaban transferencias de capitales a agencias que ellos mismos creaban y una tercera, utilizada por los españoles, que consistía en ingresar el dinero en cuentas en bancos chinos o paraísos fiscales y recibir su importe en metálico.