El juez del Madrid Arena investigará a la cúpula de Policía Municipal por falsedad

El juez abre una pieza separada para investigar a Monteagudo

Sospecha que "quizás nunca se produjo" el cambio de nivel de riesgo de fiesta, aunque se documentó

madrid

| 20.11.2013 - 14:48 h
REDACCIÓN

El juez del caso Madrid Arena, Eduardo López Palop, ha abierto una investigación contra la cúpula de la Policía Municipal de Madrid por un supuesto delito de falsedad documental en relación con el caso.

Los investigados son el actual jefe de la Policía Municipal de Madrid, Emilio Monteagudo, y los mandos Óscar de Santos, Gerardo del Rey y Emilio Rodríguez Corral, según el auto judicial hecho público este miércoles.

El juez ha abierto una pieza separada en el caso para investigar la supuesta falsedad documental descubierta en relación a la actuación de la Policía Municipal de Madrid en el cambio del nivel de riesgo declarado para el evento, en el que murieron 5 jóvenes el 1 de noviembre de 2012.

El juez Eduardo López Palop ha acordado este miércoles la apertura de una pieza separada para investigar la posible responsabilidad en la presunta comisión de un delito de falsedad documental en un informe de la Policía municipal dentro del 'caso Madrid Arena' y que afectaría, entre otros, al jefe de la Policía municipal de Madrid, Emilio Monteagudo.

Este asunto guarda relación con el documento fechado el 6 de noviembre de 2012 en el que se ordenó el cambio de nivel de riesgo medio a alto la noche de la trágica fiesta de Halloween del Madrid Arena. La oficial que se encargó del evento, Cándida Jiménez, manifestó en instrucción que esa orden jamás se produjo.

Así consta en un auto dictado hoy mismo, al que tuvo acceso Europa Press, en el que el magistrado instructor detalla que la pieza afectaría al máximo responsable de la Policía municipal de Madrid y a varios de sus subordinados: el inspector de Planificación y Coordinación de la Policía municipal de Madrid, Oscar de Santos; el jefe de la Inspección Territorial I de la Policía Municipal de Madrid, Gerardo del Rey; y el subinspector de la Inspección Territorial I, Emilio Rodríguez Corral.

La apertura se dicta a instancias de las cinco acusaciones particulares. Estas entendían que el contenido del documento en el que se ordenó el cambio de nivel de riesgo, de 6 de noviembre de 2012, "no se corresponde a la verdad" por diferentes motivos, entre los que citaban que éste se debe formular siempre por escrito.

"Se trata en definitiva de investigar y averiguar si la documentación a la que nos venimos refiriendo y que tiene fecha posterior a los hechos acaecidos fue creada 'ad hoc' para justificar una decisión, el cambio de riesgo medio a riesgo alto, que quizás nunca se produjo", señala el auto.

INFORME, FALSEADO

La resolución detalla que en el sumario obra un informe de la Policía municipal de 6 de noviembre de 2012 en el que se dice que en el evento del Madrid Arena se efectuó un cambio en el nivel de riesgo, de medio a alto. Los abogados de las víctimas estiman que es falso.

Por ello, el juez recalca que es especialmente significativo y de importancia capital la declaración de la oficial encargada del evento, Cándida Jiménez, quien manifestó en instrucción que jamás se produjo el referido cambio de nivel.

"Por tanto, el contenido del documento de 6 de noviembre de 2012, es falso, manifestando igualmente que cuando puso en conocimiento de sus superiores el riesgo que se corría en la fiesta de Halloween, recibió como contestación por parte de algunos de ellos 'esto es lo que hay, búscate la vida'", señala el auto.