El Hospital Gómez Ulla se unirá a la red sanitaria madrileña a partir del 1 de enero

madrid

| 16.12.2010 - 13:27 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Hospital militar Gómez Ulla será desde el 1 de enero de 2011, y durante los próximos 10 años, el hospital de referencia para los vecinos de Carabanchel y Latina y para todos los ciudadanos que deseen ser atendidos en este centro, que incorpora 500 camas más a la Sanidad pública madrileña.

Así lo ha acordado hoy el Consejo de Gobierno de la Comunidad, donde se ha aprobado la firma de un convenio entre la titular de Defensa, Carmen Chacón, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que tendrá lugar el próximo martes en el Hospital Gómez Ulla.

El acuerdo establece que la Comunidad de Madrid aportará 260 millones de euros para que el Gómez Ulla atienda los próximos diez años también a la población civil de su área de referencia y a todos los madrileños que deseen acudir a este lugar para ser atendidos, en virtud de lo que establece la Ley de libre elección de médico y de centro hospitalario.

El vicepresidente de la Comunidad, Ignacio González, ha señalado que la incorporación del Gómez Ulla a la red pública sanitaria no supone que el Gobierno regional renuncie al proyecto de construir un hospital público en los terrenos de la antigua cárcel de Carabanchel, pero ha explicado que mientras Interior no ceda a la Comunidad esos suelos "es imposible hacer nada" en ellos.

Se trata, según González, de "una parcela amplia en la que existen muchos intereses por parte del Ministerio y del Ayuntamiento de Madrid" y cuyo uso requiere hacer modificaciones de los planes de urbanismo que aún no se han realizado.

Ha asegurado que cuando eso se produzca, el Gobierno de la Comunidad "podría retomar" el proyecto, pero que el proceso será "mucho más largo" que el uso civil del Gómez Ulla, que ya es inminente.

El vicepresidente ha recordado que hasta ahora el Hospital Gómez Ulla atendía urgencias hospitalarias de población civil y en ocasiones apoyaba al 12 de octubre en las listas de espera y en las consultas, pero a partir de ahora atenderá todas las prestaciones sanitarias, igual que los demás hospitales públicos madrileños.

El Gómez Ulla cuenta con 500 camas de uso individual y 16 quirófanos y en virtud del acuerdo que se firmará el martes, el personal del centro seguirá perteneciendo al Ministerio de Defensa, en tanto que la Comunidad correrá con los costes de la atención a los ciudadanos, que sólo necesitarán su tarjeta sanitaria para acudir a este centro.

Ignacio González ha explicado que con esta incorporación del Gómez Ulla se cumple un compromiso del Gobierno regional y se atiende "una vieja demanda de la población" de Carabanchel y Latina, que reivindicaban desde hace años ser atendidos en este hospital.

Ha destacado que este centro se suma a los otros que actualmente construye la Comunidad de Madrid: el segundo hospital de Móstoles; el de Torrejón de Ardoz y el de Collado-Vilalba, donde la presidenta Esperanza Aguirre colocará mañana la primera piedra que dará inicio a las obras.

Los cuatro futuros centros aportarán 1.160 camas, más de 250 consultas y 44 quirófanos a la red de hospitales públicos madrileños.