El Hospital 12 de Octubre de Madrid extirpa un tumor a un bebé durante el parto

Es la primera vez que se realiza en este hospital este tratamiento intraparto extraútero

Wissam Alnawaji, un niño sirio refugiado en Jordania que sufrió la amputación de su pierna derecha y que padece graves problemas de movilidad en la pierna izquierda, ha sido operado este jueves "sin complicaciones" en el Hospital 12 de Octubre.

madrid

| 19.06.2016 - 17:54 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Hospital 12 de Octubre de Madrid ha llevado a cabo con éxito una cirugía en un bebé durante el parto por cesárea y manteniendo su conexión con la madre mediante el cordón umbilical, por una obstrucción grave de la vía aérea.

Ha sido la primera vez que se realiza en este hospital este tratamiento intraparto extraútero, denominado EXIT -durante un lapso en el que "el bebé no necesita respirar y es posible realizar procedimientos complejos sobre él"- y en el que ha participado un equipo multidisciplinar de especialistas en medicina materno-fetal, neonatología, anestesiología, cirugía pediátrica y enfermería.

En una nota de prensa remitida hoy, el Hospital 12 de Octubre explica que la técnica se ha llevado a cabo en una gestante, derivada desde otro centro sanitario en la semana 34 de embarazo, cuyo feto presentaba un tumor localizado en el cuello que fue diagnosticado durante la ecografía del tercer trimestre.

Los estudios de imagen detectaron que "el tumor desplazaba y comprimía la vía aérea, lo que podría dificultar de forma considerable su capacidad respiratoria tras el nacimiento".

Tras confirmarse el diagnóstico en la Unidad de Medicina Fetal del 12 de Octubre, se decidió intervenir quirúrgicamente al feto y se programó la realización de una cesárea en la semana 37.

En ella, dice el Hospital, se mantuvo en el interior del útero todo el cuerpo del feto excepto la cabeza y los miembros superiores, manteniendo además durante ese tiempo la relajación uterina suficiente para que no se produjera desprendimiento placentario.

Mientras eran controladas las constantes vitales y la intubación del bebé, los cirujanos cortaron el cordón umbilical y se inició la extracción completa, garantizando de este modo la respiración adecuada del paciente durante todo el proceso.

Dada la gran complejidad del caso, se optó por la cirugía inmediata tras el nacimiento, de modo que los servicios de Cirugía y de Anestesia Pediátrica asumieron esta segunda intervención para extirpar la masa tumoral consiguiendo su resección completa.

"Todo el proceso ha sido realizado con éxito. Para conseguir este buen resultado ha sido necesaria la coordinación de todos los profesionales mediante la práctica de varias simulaciones que pudieran determinar los puntos clave de la intervención", explica el hospital.

Esta técnica quirúrgica se realiza también en otros centros sanitarios públicos madrileños como el Hospital Universitario La Paz.