El hombre que retuvo a un niño en Colmenar de Arroyo se niega a declarar

Pidió que fueran cámaras para hacer unas declaraciones, mientras tenía retenido al niño

Los vecinos no se explican cómo "un hombre normal" pudo hacer algo así

La guardería ha recuperado la normalidad sin la presencia del niño retenido

madrid

| 13.05.2015 - Actualizado: 20:53 h
REDACCIÓN

Enlaces Relacionados:

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El hombre que retuvo más de cuatro horas ayer un niño con un cúter en una guardería de Colmenar de Arroyo se ha negado a declarar ante los agentes, han informado a Europa Press fuentes de la Guardia Civil. El detenido pasó la noche en los calabozos de la Comandancia de Tres Cantos y se espera que pase a disposición judicial en las próximas horas o mañana jueves.

La delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa, ha felicitado a la Guardia Civil por el "excelente servicio realizado en una situación difícil", y especialmente a los negociadores que consiguieron que el hombre se entregara. También ha querido agradecer el comportamiento de los padres.

LOS HECHOS

El arrestado, de unos 50 años, es vecino del pueblo y regenta el restaurante La Colmena. Responde a las iniciales Alejandro B.S y no tiene antecedentes policiales ni judiciales. Esta mañana se encontraba "alterado y en un gran estado de desesperación", fruto de un cúmulo de circunstancias económicas, laborales y personales adversas, indicaron a Europa Press fuentes de la investigación.

Los hechos comenzaron a las 10.30 horas cuando el ahora detenido entró en la escuela infantil La Olma, situada en la calle Guillermo Bonet de la localidad. Estaba agresivo e intentó retener a varias personas. En ese momento se encontraban dentro tres educadores y varios niños.

El asaltante llevaba un cúter, con el que amenazó a los presentes. Todos han logrado salir al tiempo, salvo un niño de dos años, que quedó atrapado por el hombre. Al parecer, entre ambos no hay ningún tipo de relación familiar. El hombre estaba desesperado, reclamaba la presencia de cámaras y decía que "no tenía nada que perder", según fuentes presenciales.

Hasta el lugar se trasladó una Unidad de Intervención con un negociador y varios psicólogos, que consiguió que el asaltante liberase al menor y se entregase a los agentes a las 14.56 horas. A continuación, una ambulancia del Summa atendió al pequeño, que se encontraba en perfecto estado de salud y que apenas se había enterado de lo sucedido.