El Gobierno se compromete a que el 15-M no afectará a la visita del Papa

Dice que está adoptando "las medidas oportunas" para que se cumpla la Ley

Garantiza que no se producirá "ningún incidente" o problema de "convivencia" entre peregrinos e "indignados"

madrid

| 27.07.2011 - 19:54 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La delegada del Gobierno en Madrid, Dolores Carrión, ha garantizado hoy que no habrá "ningún incidente" ni "interferencia" entre los peregrinos que acudirán a la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) y a la visita papal a mediados de agosto y los "indignados" que mantienen su protesta en la capital. "Tengan la seguridad de que no habrá ninguna interferencia de lo poco que queda en Sol, ni con ninguna otra concentración, derecho de manifestación, acampada o como quieran llamarlo", ha dicho Carrión tras mantener una reunión con los responsables del dispositivo de seguridad organizado con motivo de la visita del Papa.

Carrión ha insistido en que la Delegación del Gobierno y las Fuerzas de Seguridad del Estado están adoptando "las medidas oportunas" para que se cumpla la Ley y ha garantizado que no se producirá "ningún incidente" o problema de "convivencia" entre peregrinos e "indignados" en el caso de que coincidan ambos colectivos en las calles del centro de la capital.

La delegada del Gobierno se ha reunido hoy con una veintena de responsables de la Comunidad y del Ayuntamiento de Madrid, Policía Nacional, Guardia Civil, servicios de emergencia y municipios madrileños que participarán en el evento, que se celebrará del 16 al 21 de agosto.

La Jornada Mundial de la Juventud va a movilizar a 10.000 agentes: 6.150 efectivos de la Policía Nacional y la Guardia Civil, además de unidades especializadas, a los que se sumarán unos 4.000 policías municipales de Madrid.

Para los grandes eventos de esos días, como la visita del Papa a San Lorenzo de El Escorial, la celebración en Cibeles, y los actos centrales en el aeródromo de Cuatro Vientos, se ha diseñado un despliegue de otros 1.000 efectivos de emergencias y Protección Civil para atender al millón y medio de peregrinos previstos por la organización.

Además, un total de 128 municipios de la Comunidad de Madrid colaborarán también en las jornadas proporcionando más de 1.100 puntos de alojamiento a los peregrinos y participando en la organización de más de 300 actos de menor nivel.

La coordinación de todo el dispositivo de seguridad va a quedar establecido en un centro de mando con sede en la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior, al que se añadirá otros centros operativos en la Delegación del Gobierno, en la Jefatura Superior de Policía de Madrid, El Escorial y Cuatro Vientos.