El Gobierno regional quiere ampliar la baja de maternidad y el permiso de lactancia

El Plan de apoyo a familias 2015-2018 supondrá un ahorro de 1.048 millones para los hogares

El permiso retribuido por maternidad pasará de 112 a122 días de duración

A partir de la semana 37 de gestación se podrá solicitar una licencia retribuida hasta el parto

Rebaja del IVA para la compra de vivienda de familias numerosas y monoparentales con 2 hijos

madrid

| 29.04.2015 - 18:21 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid aprobará este jueves, a iniciativa del presidente, Ignacio González, el II Plan de Apoyo a la Familia, que incluye aumentar la baja por maternidad, el permiso por lactancia y crear "un cheque servicio" para facilitar la conciliación de la vida personal y laboral.

En este plan se propone al Gobierno central la concesión de un permiso retribuido por maternidad de 122 días de duración. El actual permiso por maternidad es de 112 días, que se ampliará en los supuestos de parto múltiple en dos semanas más por hijo a partir del segundo.

Esta es una de las 271 medidas recogidas en este II Plan 2015-2018, que supondrá un ahorro tributario estimado para las familias de 1.048 millones de euros en los próximos cuatro años.

También se propone la modificación de la legislación laboral para la concesión de un permiso por lactancia de una hora diaria que podrán dividir en dos fracciones, para el cuidado y atención de hijos menores de 12 meses.

Asimismo, se plantea reformar la legislación laboral para la concesión de una licencia retribuida hasta la fecha del parto, a las empleadas en estado de gestación, que podrán disfrutar a partir del día primero de la semana 37 de embarazo.

El mismo plan también prevé promover la prestación de cheques de servicio de hogar, que facilitarían los servicios de apoyo a la conciliación en las familias y que ayudaría al desarrollo económico de este sector, previniendo la economía sumergida.

Igualmente, se propone la rebaja del IVA en la adquisición de vivienda para familias numerosas y monoparentales con dos hijos.

El II Plan de Apoyo a la Familia impulsa también actuaciones de apoyo a la maternidad y paternidad, como la creación de un protocolo de actuación ante la detección de mujeres embarazadas en situación de vulnerabilidad; acuerdos de colaboración con entidades que acogen a mujeres en estado de gestación o madres con hijos menores de cinco años, que sufren alguna enfermedad mental o trastorno de comportamiento diagnosticado; promoción de red de puntos de lactancia de acceso libre, y programas de ayuda a domicilio para embarazos de riesgo y durante los primeros meses tras el nacimiento.

CONTRA LA DISCRIMINACIÓN

También se propone al Gobierno central el reconocimiento legislativo de la figura del mobbing maternal, entendida como toda discriminación laboral de la mujer por el hecho de ser madre, promoviendo su erradicación.

Entre las medidas novedosas, destaca que las familias monoparentales dispondrán de las mismas ventajas y ayudas que las familias numerosas.

Además, se promueve el establecimiento de "cupos especiales de impulso familiar, que comporten medidas de atención prioritaria a familias afectadas por la crisis, con el fin de paliar la falta de rentas para pagar su vivienda y de evitar su exclusión social".

A este respecto, se impulsará la adjudicación de viviendas a familias incluidas en este cupo para que puedan acceder a una vivienda en arrendamiento, con posibilidad de reducción de renta.

El Gobierno regional destinará casi 3.000 millones de euros en los próximos cuatro años, a los que hay que sumar unos 1.048 millones que se van a ahorrar fiscalmente las familias madrileñas.

Dentro de las medidas de apoyo económico a las familias y lucha contra la exclusión social, el II Plan de Apoyo a la Familia de la Comunidad de Madrid contempla deducciones autonómicas en el IRPF para familias con dos o más descendientes e ingresos reducidos; realojo en vivienda de altura a familias residentes en núcleos chabolistas; atención prioritaria en el acceso a la vivienda de familias numerosas, monoparentales o con necesidades específicas, y acceso y permanencia en una vivienda en régimen de alquiler a sectores de la población con dificultades económicas, entre otras medidas.

FAMILIAS EN SITUACIONES ESPECIALES

En las ayudas a familias en situaciones especiales, se fomentarán actividades educativas sobre consumo en la escuela para niños y padres, lo que ayudará a su desarrollo como consumidores activos y responsables, y se impulsará la formación específica en materia de consumo a familias de origen inmigrante.

El nuevo Plan de Apoyo a la Familia incorpora la "perspectiva de familia" en todas las actuaciones, disposiciones normativas y políticas de la Administración regional.

Fuentes de la Comunidad explicaron que "a partir de ahora, cuando cualquier norma jurídica se desarrolle, tendrá que valorar obligatoriamente el impacto que va a tener para las familias madrileñas".

De esta manera, añadieron, "se incluirá una valoración del impacto de familia, similar a la actual valoración del impacto de género, en la elaboración de los proyectos normativos, especialmente en aquellos que puedan afectar directamente a las condiciones de vida de las familias".

En este sentido, se impulsan actuaciones de apoyo a la función educativa de la familia y fomento de la parentalidad positiva; facilitar la conciliación y corresponsabilidad familiar y laboral y el acceso al empleo para eliminar las desigualdades entre familias, y ayudas a familias con especial reconocimiento o necesidades.