El gobierno de Botella, dispuesto a negociar la tarifa fija de taxi a Barajas

Lissavetzky pide explicaciones al Ayuntamiento

taxis_25o.jpg

madrid

| 16.10.2013 - 11:44 h
REDACCIÓN

El responsable de Movilidad en el gobierno municipal de Ana Botella, Diego Sanjuanbenito, ha dicho que si el sector del taxi cree que el precio de la tarifa fija al aeropuerto "no está ajustado" estaría "dispuesto a hablarlo o a replantear el importe", aunque "no el concepto".

Sanjuanbenito ha hecho estas declaraciones tras un acto municipal en el que él mismo y la alcaldesa han coincidido y han tenido la oportunidad de debatir sobre este asunto en conversaciones informales con los presidentes de las dos principales asociaciones del taxi de Madrid.

Aunque las dos rechazan las nuevas tarifas anunciadas por el Ayuntamiento este semana, tampoco están completamente de acuerdo entre sí. Así, el presidente de la Federación Profesional, Mariano Sánchez, ha defendido la retirada de la propuesta de tarifa fija al aeropuerto y que el precio de cualquier carrera siga siendo el que marque el taxímetro mientras el presidente de la Asociación Gremial, Julio Moreno, ha apostado por negociar la cuantía de la misma para evitar movilizaciones.

A ambos les ha dejado claro el delegado madrileño en sus declaraciones a la prensa que la tarifa fija al aeropuerto "no es una propuesta del Ayuntamiento" sino "un mandato de la Ordenanza del taxi" que el gobierno municipal no se plantea incumplir.

YA SE ALCANZÓ UN "CIERTO ACUERDO"

Respecto al resto de tarifas, en las que Sanjuanbenito ha dicho que se alcanzó un "cierto acuerdo" con las asociaciones representativas del taxi, el delegado ha indicado que también está dispuesto a hablarlo aunque "son unos momentos en que a nadie le vienen bien subidas mayores de los precios de los servicios". "El Ayuntamiento también está atento a que el ciudadano no está en el mejor momento para que se pacten subidas", ha señalado.

El presidente de la Federación Profesional ha defendido en declaraciones a los periodistas "que se siga utilizando el taxímetro como herramienta para cobrar el precio" y que "el usuario pague según lo que consuma, aquel que consume un kilómetro o 15 minutos no tiene por qué pagar como aquel que consume 20 kilómetros o una hora".

Sánchez ha apostado por "llegar a acuerdos que hagan viable el sector del taxi" y ha advertido de que "si el Ayuntamiento se obstina", su organización hará "un llamamiento al sector para protestar en contra de que se saque el taxi del aeropuerto de Madrid-Barajas", que es lo que a su juicio significa esta medida. "

Nosotros le hemos dicho al Ayuntamiento no, no, no y no, le hemos dicho no queremos esas tarifas fijas y queremos saber qué es lo que persigue el Ayuntamiento con el establecimiento de esas tarifas fijas", ha manifestado Sánchez, que ha avisado de que la Federación Profesional no negociará el precio de una tarifa fija porque "no hace trueque con el futuro del sector del taxi".

Por su parte, el presidente de la Gremial ha asegurado que la propuesta que presentaron conjuntamente el 16 de septiembre las dos organizaciones del sector "no se corresponde con lo que ha presentado el concejal Diego Sanjuanbenito", no están "dispuestos a apoyarlo y a aprobarlo" y si tienen que llegar a movilizaciones, lo harán. Julio Moreno ha dicho esperar "que prime el sentido común por parte del Ayuntamiento y se reconduzca la situación" para poder "llegar a un consenso como siempre se ha llegado".

No obstante, ha dicho que "si se mantienen en la postura de presentar esta propuesta tarifaria, desde luego las asociaciones representativas del sector del taxi, en este caso la Gremial, no lo va a apoyar y no descarta en absoluto movilizaciones". En concreto sobre las tarifa fija, Moreno no se ha querido pronunciar directamente en contra sino que ha dicho estar "a favor de lo que sea más beneficioso para los usuarios del taxi y los propios taxistas".

Sí ha opinado que el Ayuntamiento "no ha hecho un estudio lo suficientemente serio para hacer una propuesta en esa cuantía que pueda beneficiar a todos" y ha añadido: "los taxistas siempre pensaremos que es barata y a los usuarios les parecerá cara". "Hay un término medio y por eso se estaba hablando en un proceso de negociación que ha sido interrumpido" cuando el Ayuntamiento hizo público el lunes su sistema tarifario.

LISSAVETZKY PIDE EXPLICACIONES AL AYUNTAMIENTO SOBRE EL TAXI AL AEROPUERTO

El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissavetzky, ha calificado de "absolutamente demencial" el anuncio hecho por el Ayuntamiento con respecto al supuesto acuerdo con los taxistas para las tarifas al aeropuerto, y ha exigido al Gobierno local explicaciones "claras y concretas".

Durante una visita al Mercado de Ventas, Lissavetzky ha dicho que la alcaldesa, Ana Botella, debe respetar a las asociaciones del taxi, y ha añadido que "si no se llega a un acuerdo" las asociaciones "no tienen por qué tener siempre la razón" y el Ayuntamiento debería decidir atendiendo a la "mejor" opción.

Lissavetzky, convencido de que "las medidas drásticas de cambio de modelo deberían estar acompañadas de un estudio pormenorizado", ha dicho que los madrileños están acostumbrados a un sistema de tarifas "progresivo" y ha destacado cómo la autovía M-30 rodea una gran extensión de la ciudad con "zonas cercanas y otras muy alejadas" del aeropuerto.

El pasado lunes, el ayuntamiento anunció haber acordado con las asociaciones del taxi que el viaje desde el aeropuerto de Barajas tendrá un coste mínimo de 20 euros y un precio fijo, de 30 euros, en trayectos entre la terminal y cualquier punto del Centro de Madrid situado dentro de la M-30 con independencia del punto de salida.

En opinión del portavoz socialista, "el Ayuntamiento ha querido apuntarse un tanto" anunciando las tarifas, aunque en las negociaciones no se había llegado a ningún acuerdo. Y ha añadido que el delegado del Área de Gobierno de Medio Ambiente y Movilidad, Diego Sanjuanbenito, debería ofrecer "explicaciones claras y concretas" sobre este asunto.