El Gobierno bajará la previsión del PIB para 2018 si sigue el conflicto catalán

Santamaría a Puigdemont: "El diálogo no se exige, se practica"

Actualmente está en el 2,6%

economia

| 13.10.2017 - 14:12 h

EFE

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha apuntado hoy que si no hay una "pronta solución" a la situación en Cataluña el Gobierno bajará la previsión de crecimiento económico para 2018, que actualmente está en el 2,6%.

Durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Sáenz de Santamaría ha explicado que 2018 debía ser un buen año para el crecimiento y el empleo, pero los acontecimientos que se están viviendo en Cataluña hacen ser "más prudentes".

El Ministerio de Hacienda ha presentado hoy un informe al Consejo "de cara a la remisión a Bruselas del plan presupuestario" para 2018 ante la falta de proyecto de cuentas.

Esta misma semana, el ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, avanzó que la economía española crecerá un 3,1 % este año, por encima del 3 % previsto.

De Guindos explicó que el plan presupuestario que el Ejecutivo tiene que enviar a Bruselas antes del 15 de octubre, como exigen las normas de disciplina fiscal, no incluirá cambios en la política económica porque no hay proyecto de Presupuesto, pero que actualizará las previsiones de crecimiento.

De cara a 2018, el ministro se limitó a señalar que el crecimiento económico de este ejercicio se extenderá "a las cifras del año que viene", aunque de manera "extremadamente prudente".

La vicepresidenta también ha alertado del daño que el proceso secesionista está teniendo en la economía catalana, ya que la agencia de medición de riesgos Standard & Poor's apuntó ayer que el conflicto secesionista podría llevar la comunidad autónoma a la recesión.

"Los acontecimientos en Cataluña están poniendo en riesgo la recuperación económica" y la creación de empleo en la región, ha insistido, como refleja el "parón" de la inversión y la "caída dramática" de las reservas turísticas.

LA GENERALITAT PUEDE SUMIR A CATALUÑA EN UNA PROFUNDA RECESIÓN

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha avisado este viernes a la Generalitat de Cataluña de que "está creando todas las condiciones para sumir a Cataluña en una aguda desaceleración, incluso en una recesión económica" y le ha dicho a su presidente, Carles Puigdemont, que "el diálogo no hay que exigirlo sino practicarlo".

Sáenz de Santamaría ha dejado claro que el Gobierno le ha hecho a Puigdemont "una pregunta sencilla para terminar con un problema complejo" y que si tiene "voluntad política" puede volver a la normalidad.

Así, le ha recordado que "se le ha ofrecido diálogo y se le ofrece diálogo en el marco de la ley" y en el seno del Parlamento. "En nuestro marco constitucional nada es inmutable, todo se puede hablar con respeto al marco constitucional y a los derechos de todos", ha añadido.

Santamaría ha recalcado que una propuesta "de una amplísima mayoría del Congreso de los Diputados es una oferta sensata, moderada y entendible" que "demuestra que "el diálogo no hay que exigirlo sino practicarlo".

Santamaría ha esgrimido las advertencias de las agencias de calificación, que han alertado de que si sigue la inestabilidad política y las empresas se siguen marchando, puede provocar una recesión en Cataluña. Así, ha afeado al presidente catalán, Carles Puigdemont, que se haya olvidado de "los sufrimientos y los esfuerzos que ha hecho la sociedad española para salir de la crisis" y le ha dicho que "aún tiene la oportunidad" de recuperar la normalidad y "la convivencia ciudadana y poner fin a la inestabilidad".