El garbanzo madrileño, entre los mejores de España

madrid

| 09.08.2011 - 14:55 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

La Comunidad de Madrid, a través del Imidra, ha obtenido unas "líneas mejoradas" respecto a las variedades tradicionales de los garbanzos, según ha asegurado este martes el director general de Medio Ambiente, Juan José Cerrón. Cerrón, junto con el director gerente del Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (IMIDRA), Ricardo Riquelme, ha presentado este martes en la finca El Encín un estudio sobre las características de los garbanzos que se cultivan en la región.

El estudio ha permitido investigar los distintos tipos de variedades locales y seleccionar las más "interesantes" para promocionar su explotación y comercialización. Además, Cerrón y Riquelme han realizado una cata de distintos tipos de esta leguminosa.

La Comunidad tiene en marcha un proyecto de investigación del

garbanzo que están llevando a cabo en el Imidra, el organismo a través del cual el Ejecutivo regional trabaja para el desarrollo del mundo agrícola, ganadero y alimentario de la región. Cerrón ha manifestado que el garbanzo "es un producto que ofrece unas ventajas sobre la dieta por los aportes de proteína vegetal". "El cocido es un guiso español por excelencia que goza de muchos adeptos", ha añadido.

ZONAS DE PRODUCCION

El director general de medio ambiente ha señalado que las principales zonas de producción de esta leguminosa en la Comunidad de Madrid "son la comarca de Las Vegas, Navalcarnero y Torremocha del Jarama". Con este proyecto se trata de "transformar una actividad económicamente rentable en una actividad ambientalmente sostenible", ha subrayado. Por su parte, Riquelme ha dicho que el estudio de las características del garbanzo "es un ejemplo de la transferencia de la investigación científica al mundo rural, es decir, una aplicación para que los agricultores de Madrid puedan cultivar una variedad mejorada, resistente a enfermedades, lo que hace un cultivo más seguro y mucho más productivo"."Desde la Comunidad de Madrid vamos a seguir trabajando como hemos realizado hasta ahora, sobre todo en la aplicación de la investigación al mundo rural de la región", ha asegurado Riquelme.

Por último, Cerrón ha recitado un "poema" relacionado con esta leguminosa: "con diez céntimos de hueso, un cuarterón de tocino, un buen chorizo extremeño y garbanzos madrileños que se ensanchan el puchero, yo hago un gran cocido que me chupo los dedos".

El Imidra ha trabajado tradicionalmente en la mejora del garbanzo, lo que se traduce en haber obtenido siete variedades de las aproximadamente que se cultivan en la actualidad en España. Las variedades Alcazaba, Amelia, Amparo, Eulalia, Elvira, Inmaculada y Pilar.

Estas variedades presentan la característica común de ser tolerantes a la rabia, "la principal enfermedad que limita el cultivo del garbanzo".Según Riquelme, "las variedades están patentadas y protegidas y se comienza su explotación comercial". Además, "se ha continuado con otras líneas de mejora, en las que sí se ha conseguido un grado mucho mayor de resistencia al hongo".

TRES TIPOS DE GARBANZO

Las variedades botánicas del garbanzo permiten distinguir tres tipos fundamentales: el garbanzo grande, pálido, que se conoce como blanco lechoso; el garbanzo grande de color pardo o castellano; y un garbanzo más pequeño que responde al tipo pedrosillano. El Imidra ha realizado un estudio de la estructura microscópica de estas variedades de garbanzo tras su puesta en remojo de 12 horas, donde se puede observar la piel y la capa de células que puede ocasionar el desprendimiento de la misma en la cocción, las características de la fibra de las paredes celulares y los acúmulos de proteína y almidón.