El fuego deja las naves de Alcalá de Henares calcinadas e irrecuperables

Los bomberos han trabajado toda la noche para enfriar los rescoldos

Trabajadores y propietarios desolados por los daños causados por el fuego

El incendio se inició en una de las naves por causas que se están investigando

madrid

| 06.06.2016 - 13:57 h
REDACCIÓN

No ha quedado nada de ellas. Las siete naves de un polígono industrial de Alcalá de Henares resultaron carbonizadas ayer domingo por un incendio en una de ellas. Arrasados también han quedado numerosos vehículos en el polígono de la Garena. Por suerte, no ha habido que lamentar heridos.

Pero sí, cuantiosos daños materiales. El fuego se inició en una de las naves por causas que se están investigando.

En el polígono, situado al lado de la M-300, hay una gran nave que ocupa una manzana de 15.000 metros cuadrados, que está compartimentada en varias, de las que se han visto afectadas siete. De ellas, seis han resultado carbonizadas.

Los trabajos de extinción comenzaron ayer a las 14 horas y los bomberos han seguido trabajando por la noche para la extinción total del incendio.

Al lugar de los hechos se trasladaron ocho dotaciones de bomberos, el Summa y la Policía Municipal y Nacional. Además, ha acudido el alcalde de la localidad, Javier Rodríguez, y los propietarios de las naves del polígono.

En total 12 dotaciones de los Bomberos de la Comunidad de Madrid han intervenido en las labores de extinción. Al menos seis de las diez naves que hay contiguas, de unos 500 metros cuadrados de superficie cada una, han sido pasto de las llamas y sus tejados se han venido abajo. Todas estaban ubicadas en un terreno de unos 15.000 metros cuadrados.

Los Bomberos han empleado cinco horas y media en dar por controlado el fuego y que no se propagara a las naves restantes ni a un aparcamiento donde hay estacionados varias decenas de camiones, así como algunos coches y caravanas.

ENFRIAR LOS RESCOLDOS

Ahora los trabajos de los Bomberos se centran en enfriar los rescoldos con agua y revisar las naves.

Las llamas provocaron una densa columna de humo visible a decenas de kilómetros, aunque no fue necesario cortar la autovía de Barcelona (A-2) ni la vía ferroviaria, cercanas al polígono industrial alcalaíno, situado en el kilómetro 29 de la M300, aunque sí provocó algunas retenciones por el efecto mirón de algunos conductores, igualmente la intensa humareda llegó a las vías del tren.

La Policía Nacional se ha hecho cargo de la investigación del siniestro, al que acudieron también ambulancias del Servicio de Urgencia Médica de Madrid (Summa), Policía Local y Protección Civil. Por el momento se desconocen las causas.

Al parecer, según las mismas fuentes, las naves albergaban trasteros en los que había almacenado de todo, desde ropa hasta electrodomésticos. Además había talleres de reparación de coches y almacenes de empresas.

A causa del humo, el Ayuntamiento de Alcalá llegó a pedir a los vecinos de La Garena que permanecieran en sus casas con puertas y ventanas cerradas, aunque esta recomendación se levantó poco antes de las 6 de la tarde del domingo.