Un vaporizador de la marisquería fue foco del brote de legionella en Móstoles

La analítica del aparato ha dado negativa pero que la bacteria desaparece en poco tiempo

Aumentan a 57 los posibles casos de legionella y ya son 24, los confirmados

madrid

| 11.07.2012 - 11:29 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha explicado este miércoles que el foco del brote de legionella que ha afectado a más de medio centenar de personas en Madrid estaba en un vaporizador ubicado en la entrada del restaurante del polígono de Móstoles por el que han pasado todos los afectados. "Al parecer, el foco de la legionella era un vaporizador que estaba en la entrada", ha señalado la dirigente madrileña en rueda de prensa posterior al Comité de Dirección del PP de Madrid, donde ha añadido que esa es la razón por la que solo uno de los empleados se ha visto afectado.

La presidenta madrileña ha especificado en este sentido que el problema no estaba en el aire acondicionado y ha llamado la atención a los dueños de los restaurantes y oficinas para recordar que este tipo de instalaciones deben ser revisadas con el fin de evitar casos como este.

Por su parte, el consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, que ha confirmado que los posibles casos de legionella han ascendido a 57, ha señalado que la analítica de este aparato, que funciona de humidificador de ambiente con agua y ventilador, ha dado negativa, pero que la razón puede ser porque la bacteria desaparece en poco tiempo. Así, ha explicado que desde el pasado 27 de junio, este vaporizador, junto con otros aparatos del local, está precintado y que desde esa tarde no han aparecido posibles casos de personas que acudieron con posterioridad a esa fecha al establecimiento, una marisquería.

En cuanto al análisis que se ha hecho del mismo, el consejero madrileño ha concretado que el resultado es negativo pero "como ocurre en el 70 por ciento de los casos". Y es que se trata de una bacteria que crece y desaparece "rápido" y que a partir de más de cinco grados ya no se encuentra.

En total, se han registrado 57 posibles casos de legionella, de los cuales 39 han recibido ya el alta y 17 permanecen ingresados. De estos últimos, cinco están en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y dos se encuentran en estado grave, ha informado Lasquetty.

TRABAJO DE SANIDAD

En concreto, Lasquetty ha indicado que desde del pasado 27 de junio fueron apareciendo casos de personas en los centros hospitalarios de la región que llegaban con síntomas de legionella y que "lo cierto es que todos ellos lo que tienen en común es el hecho de que han estado en un restaurante de un polígono de Móstoles". Así, ha apuntado que lo que hizo la Comunidad "nada más conocer la aparición de los primeros casos" fue poner en marcha todo el protocolo que requiere esta situación y revisar el local, quedando precintadas varios aparatos, entre ellos, el vaporizador de la entrada.

También se llevó a cabo una campaña de inspección por todos los edificios circundantes, que a día de hoy continúa, que se ha llegado al polígono de al lado y que, incluso, se está haciendo una segunda revisión "uno por uno de todos los locales".

Lasquetty ha destacado que los expertos en la materia, los neumólogos, han emitido, en esta dirección, un comunicado, señalando que el conjunto del trabajo que está desarrollando la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid "estaba siendo el correcto", tanto en la detención, inspección y vigilancia para evitar nuevos contagios como en el cuidado de los pacientes.