El Florida Park reabrirá sus puertas este verano

El antiguo templo de la noche madrileña se reinventa en su nueva etapa

El televisivo cocinero Pepe Rodríguez será uno de los responsables de la gastronomía

madrid

| 08.06.2016 - 14:05 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Espectáculos de music hall, cabaré o magia. Una oferta gastronómica dividida en varios espacios y desarrollada por chefs consagrados, como Pepe Rodríguez (El Bohío), que ofrecerán desde cocina tradicional a raciones mediterráneas o ciclos gastronómicos temáticos.

Así será el nuevo Florida Park, templo de la noche madrileña en la última mitad del siglo pasado, donde actuaron Julio Iglesias, Lola Flores, Rocío Jurado, Tina Turner o Plácido Domingo, entre otros muchos, y que el Ayuntamiento quiso rescatar del olvido.

Y el primer cambio pasa por su nombre, a partir de ahora el Florida Park pasará a llamarse Florida Retiro.

UNA CÚPULA DEL SIGLO XIX

El edificio, de 1.852 metros, tiene un gran espacio, la cúpula y el edificio original que datan de 1817, que cuenta con una especial protección al estar catalogado como edificio protegido. Desde el Ayuntamiento, sin embargo, se quería renovar el resto del conjunto arquitectónico, en un mal estado tras el paso de los años, de ahí que los técnicos hayan sido especialmente rigurosos con los detalles técnicos.

El diseño interior del espacio se llevará cabo por el reconocido y experimentado interiorista Pascua Ortega, que ha decorado desde el salón de la presidencia del Banco de España a varias embajadas, restaurantes y locales de todo tipo. Las obras del edificio correrán a cargo del equipo del brillante arquitecto Guillermo García Hoz, con una larga experiencia internacional.

Las obras que se ejecutarán en el edificio consistirán fundamentalmente en obras de acondicionamiento tendentes a la optimización de los espacios e instalaciones, sin descuidar la adaptación al entorno de los materiales empleados. Entre las actuaciones que se llevarán a cabo cabe destacar la eliminación de los impactos negativos y la reconfiguración de la cubierta de los pabellones principales, en la actualidad muy deteriorada. Además, se sustituirán las cubiertas actualmente existentes por otra cubierta plana que homogenizará los volúmenes del edificio.

Asimismo, se sustituirá el cerramiento metálico de los pabellones y de la terraza exterior por un muro con acabados similares a los existentes en los edificios históricos. La reforma también afectará a la cubierta del pabellón trasero, al que se añadirá una pérgola metálica exterior, recuperando para el uso público el espacio trasero del inmueble.

Por último, el proyecto de regeneración del espacio también contempla la conservación de los elementos originales, recuperando la cornisa histórica, con carpinterías cegadas.