El Fiscal pide investigar al marido de Carmena sin apreciar indicios contra ella

Por un presunto delito de Eduardo Leira contra los derechos de los trabajadores

madrid

| 30.03.2016 - 20:19 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El fiscal que investiga la querella presentada por el sindicato Manos Limpias contra Eduardo Leira y su esposa Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid, ha pedido citar al primero como imputado por un delito contra los derechos de los trabajadores y no ha apreciado indicios de delito contra la segunda.

El pasado mes de febrero, el juzgado de instrucción número 53 de Madrid abrió diligencias previas por la querella criminal presentada en Segovia por el sindicato Manos Limpias contra Leira y Carmena por delitos contra la Seguridad Social, los derechos de los trabajadores e insolvencia punible.

En su querella, Manos Limpias apuntó que el marido de Carmena "alzó determinados bienes", entre ellos una finca situada en El Espinar (Segovia) que ahora pertenece a Carmena, para generar una reducción patrimonial y así no afrontar la deuda que tenía contraída su despacho de arquitectos con varios trabajadores.

En un informe fechado el pasado 3 de marzo, el fiscal entiende que el juzgado de instrucción número 53 es competente y pide inadmitir a trámite la querella en todos los puntos menos en la acusación de presunto delito contra los trabajadores.

En primer lugar, expone que procede inadmitir a trámite la querella por delito de alzamiento de bienes contra Leira -como autor- y Carmena -como cooperadora necesaria- porque esta cuestión ya fue investigada y sobreseida en 2013 en el Juzgado de instrucción número 15 de Madrid.

El fiscal también cree que procede no admitir a trámite la querella por un delito contra la Seguridad Social porque el denunciante no aporta ningún dato indiciario de que el supuesto delito alcance el importe de 50.000 euros, el que marca el límite entre la infracción penal y la administrativa.

Por último, sí entiende que hay "indicios racionales" de la presunta comisión de un delito contra los derechos de los trabajadores y pide que se tome declaración como investigado a Leira y en calidad de testigos a los antiguos empleados.

La querella de Manos Limpias comenzó su andadura en el Juzgado número 6 de Segovia, que admitió a trámite el caso el pasado mes de diciembre, pero se inhibió en favor del juzgado de instrucción de Madrid por ser esta ciudad donde supuestamente han ocurrido los hechos denunciados.

El juzgado de instrucción número 53 de Madrid, que admitió a trámite la querella el pasado mes de febrero, acordó el pasado 28 de marzo remitir el caso al Juzgado de instrucción número 15 de Madrid por haber incoado con anterioridad diligencias relacionadas con el caso.