El Fiscal de Madrid no ve acertado imputar a Monteagudo y podría recurrir

La Fiscalía siempre ha sostenido que el "botellón" en el exterior del recinto "no tiene nada que ver" con los hechos ocurridos en el interior del pabellón

El fiscal jefe de Madrid, Manuel Moix

madrid

| 02.09.2014 - 13:19 h
REDACCIÓN

El fiscal superior de Madrid, Manuel Moix, ha dicho hoy que la Fiscalía estudia la posibilidad de recurrir el auto del juez del caso Madrid Arena Eduardo López-Palop, que mantiene la imputación de 16 personas, entre ellas el exjefe de la Policía Municipal, por creer que los argumentos no son acertados.

Moix ha dicho que no le parecen acertados los argumentos empleados por el juez para imputar al hasta ayer jefe de la Policía Municipal de Madrid, Emilio Monteagudo, que dimitió de su cargo tras la decisión del magistrado.

DISCREPANCIAS SOBRE LA ACTITUD DE LA POLICIA MUNICIPAL Y LA RELACIÓN ENTRE EL SUCESO Y EL MACROBOTELLÓN

El magistrado considera en el auto que la Policía Municipal de la capital, encargada de evitar el "botellón" ilegal en el exterior del recinto, estuvo en el lugar de la tragedia de forma "manifiestamente insuficiente, esporádica y con una pasividad totalmente inadecuada para la gravedad de los hechos que estaban aconteciendo".

La aglomeración interior, como consecuencia de la venta de 23.000 entradas para un evento que tenía un aforo autorizado de 10.620 personas, y el "botellón" exterior fueron determinantes en la tragedia, según el juez.

En declaraciones a Efe, Moix ha explicado que el Ministerio Fiscal mantiene una postura diferente a la del magistrado al considerar que no hay indicios para imputar a Monteagudo.

La Fiscalía siempre ha sostenido que el "botellón" en el exterior del recinto "no tiene nada que ver" con los hechos ocurridos en el interior del pabellón, en palabras del fiscal superior de Madrid.

El "botellón" hubiera podido tener influencia en los hechos, en el caso de que los participantes hubieran saltado las vallas y hubieran entrado en el Madrid Arena al margen de los controles y las requisas establecidas, ha apuntado Moix.

Ha señalado que, en la tragedia, "tienen incidencia una serie de actuaciones ajenas a la Policía Municipal" derivadas del sobreaforo, las requisas más livianas, el abandono del cuarto de control de las cámaras de seguridad, las salidas cerradas, la apertura del portón de la cota cero y la descoordinación en materia de seguridad interior y exterior.

Moix ha afirmado que un dato que le sorprende es que quien está al mando del operativo policial en el Madrid Arena -la jefa de la Unidad de Moncloa-Aravaca, Cándida Jiménez- no hace nada para impedir el "botellón", alegando que no cuenta con un número suficiente de agentes, y se pregunta por qué no está imputada en vez de ascender en la cadena de mando.

"Allí, nadie hace ningún esfuerzo para disolver el 'botellón'", ha mantenido Moix, quien ha subrayado que Monteagudo no está en el Madrid Arena y no ve la gente que entra, sino que lo valoran los policías que están en la zona y que "no hacen absolutamente nada para impedirlo".