El dueño de Kontrol 34 se desvincula de la seguridad de la fiesta del Madrid Arena

Suspendida la declaración de Carlos Viñals por padecer una lumbalgia

El dueño de Kontrol 34 asegura que no se encargaba de la seguridad interior

Policías nacionales recorrieron el Madrid Arena momentos antes de la fiesta

El jefe de operaciones de Madritec comunicó a su jefe el exceso de barras de bebidas

madrid

| 10.04.2013 - Actualizado: 21:19 h
REDACCIÓN

La declaración ante el juez como imputado del doctor Carlos Viñals, uno de los encargados de la asistencia médica en una fiesta de Halloween en el Madrid Arena del pasado 1 de noviembre, ha sido suspendida por una lumbalgia. Así lo ha indicado uno de los abogados de las víctimas de la tragedia, antes de la declaración también como imputado del representante de Kontrol 34, Carlos Manzanares, ante el titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, Eduardo López-Palop, que investiga la muerte de cinco jóvenes en el Madrid Arena el pasado 1 de noviembre.

KONTROL 34 NO SE ENCARGABA DE LA SEGURIDAD INTERIOR

El propietario de Kontrol 34, Carlos Manzanares, ha mantenido hoy ante el juez que su empresa no se encargaba de la seguridad interior en el Madrid Arena durante la fiesta de Halloween del 1 de noviembre, aunque ha reconocido que él y otras dos personas llevaban una tarjeta de "servicio de orden". Así lo ha confirmado su abogado, Óscar Zein, tras la segunda declaración de Manzanares como imputado ante el titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, Eduardo López-Palop, que investiga la muerte de cinco jóvenes en el Madrid Arena.

Manzanares, que tendrá que comparecer los días 8 y 22 de cada mes en el juzgado, a petición de las acusaciones particulares, ha manifestado que Kontrol 34 "jamás" se ha ocupado de la seguridad interior ni en éste ni en ningún otro evento organizado por Diviertt.

El representante legal de Kontrol 34 ha indicado que él y otras dos personas de su empresa llevaban una tarjeta que ponía "servicio de orden" y les había facilitado la compañía organizadora de la fiesta.

La acreditación les permitía acceder al recinto, sin tener que pagar la entrada, por el acceso del personal, antes de la apertura de puertas, para supervisar que habían llegado todas las personas que había facilitado a Diviertt y esperar a la finalización de la fiesta para poder cobrar, ha apuntado Zein.

Manzanares ha insistido en que Diviertt contrató a Kontrol 34 para que le facilitara un listado de personas, con el título de controlador de acceso, para que luego cada uno desarrollara distintas tareas auxiliares, pero en ningún caso labores de seguridad.

El letrado ha cuestionado la "fuerza jurídica" de un correo de Diviertt a Madrid Espacios y Congresos en el que se señala que "los controladores de acceso correrán por cuenta de Kontrol 34" y ha dicho que es "falso e incierto" que la seguridad interior estuviera a cargo de Kontrol 34, como se afirma en un documento de Madrid Espacios y Congresos a la Delegación del Gobierno.

UNA FICCION DE CONTRATO

Felipe Moreno, el abogado de la familia de Rocío Oña, una de las víctimas de la tragedia, ha destacado la importancia de la comunicación de Madrid Espacios y Congresos a la Delegación del Gobierno, en la que se indica que Kontrol 34 colaboraba en la seguridad interior del recinto.

Moreno ha responsabilizado a Kontrol 34 y a Manzanares de todo lo sucedido en el interior del pabellón y ha recordado que en las imágenes grabadas por las cámaras del recinto Manzanares aparece hablando y dando instrucciones a personal "con chaleco amarillo" de Kontrol 34.

Por su parte, María José Siñeriz, la abogada de la familia de Cristina Arce, otra de las víctimas, ha opinado que la contratación del personal de Kontrol 34 por Diviertt es "una ficción", al tiempo que ha resaltado que Madrid Espacios y Congresos, Seguriber y Diviertt han atribuido a Kontrol 34 la seguridad interior en el Madrid Arena.

Siñeriz ha pedido prisión provisional eludible con una fianza de 100.000 euros para Manzanares -sin que el juez atendiera la petición- por considerar que con cinco víctimas mortales los hechos son "gravísimos", y se han reunido pruebas "enormes" contra Kontrol 34 a lo largo de la instrucción.

Antes de la declaración de Manzanares, las partes han visionado en el juzgado un DVD de la Policía Científica con unas fotografías "muy duras e impactantes" de la enfermería y los cuerpos de tres de las víctimas.

La comparecencia prevista para hoy ante el juez del doctor Carlos Viñals, uno de los encargados de la asistencia médica en el evento, ha sido suspendida, tras presentar un parte de baja por una lumbalgia, situación que será comprobada por el forense, a petición de los abogados de las víctimas.

POLICÍAS NACIONALES RECORRIERON EL MADRID ARENA MOMENTOS ANTES DE LA FIESTA

Un video grabado por las cámaras del Madrid Arena muestra que una pareja de policías nacionales recorrieron las instalaciones de estas dependencias municipales una hora antes de la fiesta de Halloween que se saldó con la muerte de cinco jóvenes por aplastamiento. Tal y como demuestra el video original de las cámaras, los agentes nacionales fueron guiados por personal de seguridad por distintas zonas de la instalación municipal, como escaleras a diversos sectores, escaleras mecánicas, el portón de entrada a la cota de cero o la pista. Incluso pasan a escasos metros del vomitorio donde se desencadenó la tragedia.

Los agentes, de paisano y con la documentación en la mano, son informados por personal de seguridad mientras se ultiman los preparativos de la fiesta, como las luces en la pista central o la colocación de vallas. Estos dos agentes nacionales declararán ante el juez el próximo 25 de abril, según el calendario marcado por el juez Eduardo López Palop.

La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, aseveró este lunes que la Policía Nacional estuvo presente en el exterior del Madrid Arena en el día de la tragedia de Hallowen porque "no era ni muchísimo menos responsable" de la seguridad del evento ya que la competencia del edificio "municipal" era de la Local. "Se mandó (a los policías nacionales) para que en el exterior, insisto, en el exterior, pudieran dar una eventual respuesta a situaciones de inseguridad. Pero la Policía Nacional en lo que ocurrió en el Madrid Arena, puesto que era un edificio de propiedad municipal, no tiene atribución ni competencia legal alguna. Estuvieron en los aledaños para ver si se producía en el exterior algún tipo de prevención del orden público", afirmó la delegada.