El descuartizador de Majadahonda denuncia la violación de sus derechos fundamentales

El chalet de Majadahonda donde vivía la desaparecida

madrid

| 11.06.2015 - Actualizado: 22:42 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Bruno H.V., el presunto descuartizador de Majadahonda que se encuentra en prisión provisional, ha denunciado ante el juez instructor del procedimiento la violación de sus derechos fundamentales.

Así lo ha hecho a través de un escrito presentado por su abogado ante el juez de Instrucción número 1 de Navalcarnero en el que expone una posible lesión de derechos fundamentales y violación de derechos humanos que afectan al procedimiento y a la investigación.

Marcos García Montes, su letrado, ofrecerá mañana una rueda de prensa en su despacho para informar de este escrito presentado ante el titular de este Juzgado.

El magistrado instructor busca a Adriana G., de 55 años, la inquilina argentina desaparecida. Tras las primeras pesquisas, los agentes descubrieron que la sangre encontrada en los registros del chalé de Majadahonda son de esta mujer.

Estos restos coincidían con los hallados en la picadora industrial de carne que se encontró en el garaje de la vivienda durante el primer registro y que el detenido podría haber utilizado para descuartizar a la mujer.

Los agentes se centran ahora en hallar posibles restos humanos en el vertedero de Pinto a instancias de una providencia del magistrado instructor.