El cuerpo del joven tiroteado en Madrid será enterrado en la República Dominicana

Los agentes detuvieron tras el crimen a diez menores de entre 12 y 17 años

madrid

| 29.04.2012 - 15:48 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

El joven de 16 años que murió tiroteado el viernes por la noche en Madrid será enterrado en la República Dominicana, que es el país de origen de sus padres, una vez que la autopsia ha concluido hoy.

Según han confirmado a Efe fuentes del Instituto Anatómico Forense, la autopsia del joven fallecido ha finalizado a última hora de la mañana de hoy y el cuerpo ha sido trasladado al tanatorio de la M-30 para ser embalsamado y preparado para su trasladado a la República Dominicana.

Los padres del joven son de este país y han decidido enterrarlo allí, según las mismas fuentes.

La policía descarta que los diez menores implicados en el brutal crimen de Vallecas sean miembros de bandas latinas. Amigos y vecinos de Smith, el joven de 16 años asesinado, se han concentrado un día más en el lugar del crimen para mostrar su respulsa e indignación por lo sucedido.

El menor, nacido en Zaragoza y residente en Madrid, recibió dos disparos el pasado viernes por la noche en la calle Peña Gorbea del barrio de Puente de Vallecas en circunstancias que investiga la Policía Nacional.

Los agentes detuvieron tras el crimen a diez menores de entre 12 y 17 años por su presunta implicación en los hechos, siete de los cuales fueron trasladados al Grupo de Menores de la Policía Nacional (Grume) para tomarles declaración y a continuación fueron puestos a disposición de la Fiscalía de Menores.

Los otros tres menores arrestados tienen menos de 14 años y por lo tanto son inimputables de ningún delito, por lo que fueron puestos a disposición de sus respectivas familias.

De los diez arrestados, cinco son dominicanos, dos españoles, uno peruano, uno ecuatoriano y otro rumano, y ninguno tiene antecedentes.

Los agentes les intervinieron una pistola detonadora supuestamente modificada -una Blow Class de 9 milímetros- y cuatro machetes de grandes dimensiones.