El Consorcio extiende la tarjeta sin contacto para jóvenes a las zonas B y C

Se prevé emitir 125.000 tarjetas para este colectivo

Se podrá usar a partir del próximo día 15 de marzo

La sustitución del billete por la nueva tecnología sin contacto será gratuita hasta el 31 de mayo

madrid

| 10.03.2014 - Actualizado: 16:26 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Todos los jóvenes de la Comunidad de Madrid podrán usar a partir de este sábado la Tarjeta Transporte Público, gracias a la extensión de esta tecnología sin contacto a las zonas B y C para el colectivo, según lo ha anunciado este lunes el consejero de Transportes, Infraestructuras y Vivienda, Pablo Cavero.

En su visita a la oficina de gestión para realizar y entregar estas nuevas tarjetas, situada en el intercambiador de Colonia Jardín, Cavero ha explicado que "las zonas B y C son prácticamente las que cubren el resto de la Comunidad de Madrid" fuera de lo que es el anillo central y la capital.

"De esta forma, vamos completando la expansión de la tarjeta sin contacto a todo el resto de zonas de la Comunidad de Madrid", ha señalado el consejero.

El Consorcio Regional de Transportes de Madrid (CRTM), de quien depende la implantación de esta tarjeta, ha calculado que emitirá 125.000 unidades para esta nueva modalidad, que se sumarán a las 950.000 ya realizadas en los colectivos de los abonos jóvenes y normales de la zona A, además de los abonos anuales.

LA RENOVACION SERA GRATUITA HASTA EL 31 DE MAYO

Cavero ha señalado que los poseedores del abono magnético Joven de las zonas B y C que deseen la renovación la podrán hacer por Internet, a través de estancos autorizados -500 de ellos en la capital y 400 en la zona metropolitana- o por correo postal.

Esta sustitución, según ha puntualizado el consejero, "será gratuita hasta el próximo 31 de mayo". Ambas modalidades "convivirán hasta el 31 de julio", cuando "dejará de ser válido" el abono magnético para los jóvenes, ha señalado.

El CRTM tiene en marcha la solicitud de renovación para los Jóvenes de la zona B desde el año pasado, para la que ha recibido ya 40.000 solicitudes. Los solicitantes recibirán la nueva tarjeta a partir de este 15 de marzo, y podrán utilizarla en cuanto la reciban.

El consejero del ramo ha anunciado que esta tarjeta se "va a poder recargar a través de cajeros", algo que ha recomendado para evitar "colas en hora punta". "La mitad de los cajeros automáticos de Bankia permiten ya la recarga de la tarjeta sin contacto" , ha indicado Cavero.

CUATRO NUEVAS OFICINAS DE GESTION PARA FACILITAR LOS TRAMITES

En el caso de los jóvenes que sean nuevos usuarios del Abono, podrán solicitar la tarjeta a través de Internet o mediante cita previa en una oficina de gestión como la de Colonia Jardín.

Para facilitar estos trámites la Consejería incrementará su red de oficinas en el sistema de transporte público -que se suman a las 14 de la capital- abriendo cuatro nuevas sedes en las estaciones de Metro de Móstoles Central, Fuenlabrada Central, Leganés Central y Coslada.

Cavero también ha hecho hincapié en las ventajas que aporta la nueva Tarjeta Transporte Público sin contacto a los viajeros, como "el ahorro" que supone su periodo de validez de 30 días naturales, que permite "ahorrar casi un mes al año" si se saca "de día 15 a día 15".

Otra ventaja frente al abono magnético es que "esta nueva tarjeta no se desmagnetiza", ha señalado, evitando las "molestias" que esto causaba a los usuarios. Además, en caso de pérdida, existe posibilidad de recuperar el saldo que se tuviera cargado la tarjeta.

"Todo son ventajas", ha señalado Cavero. Su rápida validación, su comodidad, así como su tamaño se encuentran también entre las características valoradas por los viajeros.

Otra característica es que en caso de cambiar el perfil del usuario o la zona tarifaria del abono, no se necesita cambiar la tarjeta. Además, la recarga de tarjetas de las modalidades de familias numerosas y discapacitados se amplía a todos los puntos de recarga de la red, al llevar la información inscrita y no tener que demostrarla.

La puesta en marcha "global" de esta tecnología sin contacto permitirá ahorrar "más de 150.000 kilos de papel en los próximos cinco años" y "un 30 por ciento de los costes de operación y mantenimiento de los tornos".

EL ABONO ADULTO DE LAS ZONAS B Y C, ANTES DE FINAL DE AÑO

El objetivo en este proceso de expansión es, según Cavero, "tener completada toda la Comunidad de Madrid" en las zonas B y C también para adultos, antes de que acabe el año. "Hacerlo por oleadas", conlleva una "facilidad logística" a la hora de entrega, ha puntualizado.

Preguntado por los periodistas sobre si una posible ampliación del tramo de edad que abarca el abono Joven entra en sus planes, el consejero del ramo ha señalado que "son muchos los colectivos que les piden que traten de mejorar las ventajas o los descuentos".

A este respecto, Cavero ha recordado que cuando un usuario utiliza el transporte público, "paga algo menos de la mitad de lo que cuesta". Además, si una persona es joven "tiene un descuento del 30 por ciento" sobre esa mitad. En el caso de las personas mayores, por ejemplo, "el ahorro es del 75 por ciento", ha recordado.

"En muchos colectivos vamos aportando nuevos beneficios sociales, pero también tenemos que equilibrar en este momento del ciclo el déficit del transporte público, por tanto tratamos siempre de equilibrar las demandas sociales con la realidad de ese equilibrio del déficit", ha sentenciado.