El consejero de Sanidad celebra que los 25 mejores MIR sean de Universidades de Madrid

Javier Rodriguez

madrid

| 05.03.2014 - Actualizado: 16:01 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El consejero de Sanidad, Javier Rodríguez, ha expresado hoy su satisfacción porque 25 de los cien mejor puntuados en el examen del MIR de 2014 sean de universidades madrileñas, frente a 14 de Cataluña y 8 de Andalucía, fruto del "esfuerzo que se está haciendo en Madrid para formar a los mejores profesionales".

Rodríguez ha visitado el Aula de Habilidades Clínicas del hospital Gregorio Marañón, que entrenará este año a 400 alumnos de cuarto, quinto y sexto de Medicina, y de la que el propio Javier Rodríguez fue impulsor desde su cargo de vicedecano de la Facultad de Medicina de la Complutense, que ocupó hasta hace un mes.

Según el consejero, este tipo de aulas tiene "una importancia suma" en la enseñanza de la medicina, porque permite a los alumnos practicar en muñecos de alta tecnología y así "adquirir experiencia de aquello que tienen que hacer luego en el humano, sin tener riesgos".

Los "fantomas" pueden ser programados por ordenador para que simulen una determinada enfermedad y, por ejemplo, con fonendoscopios especiales, reproducen la auscultación de esta enfermedad, lo que permite empezar a conocer la práctica antes de hacerlo con pacientes reales, ha explicado.

"Creo que esto es el futuro de la enseñanza de la medicina y es un esfuerzo en material muy caro; este aula lleva una inversión de más 25.000 euros", y es fruto de una colaboración público privada con la Cátedra de Educación Médica de la Fundación Lilly, ha señalado.

"Ya tenemos pensado aumentarla porque el número de técnicas que se pueden ampliar es enorme. Cada día hay más técnicas de simulación de enfermedadaes y creo que es fundamental para la enseñanza de la medicina", ha dicho Rodríguez mientras varios alumnos suturaban tejidos, examinaban fondos de ojo y practicaban maniobras de reanimación.

"La enseñanza de la medicina es un pilar fundamental y nos interesa mucho la formación de nuestros médicos", según Rodríguez para quien hay que dirigir "todo el esfuerzo porque Madrid tenga los mejores profesionales", aunque sea "por egoísmo, porque dentro de poco tendremos que ponernos en manos de estos nuevos médicos y que sean buenos".

Ha recordado, además, que 10 de los primeros MIR del año 2013 eligieron hacer su residenca en hospitales de la región, lo que demuestra el compromiso madrileño con la formación, aunque luego muchos de ellos, en virtud de "la globalización", terminen ejerciendo la profesión en otras partes de España y del mundo.

Asimismo, Rodríquez ha reiterado el compromiso con "un sistema sanitario público, universal, gratuito, eficaz y eficiente", que preste el mejor servicio "al menor coste posible".

Este aula, que en 2013 formó a 150 alumnos en diez habilidades, casi triplicará los estudiantes este año y doblará el número de técnicas, que serán 22, entre ellas la punción articular, otoscopia, palpación mamaria, sondaje vesical, intubación, sondaje nasogástrico o punción arterial y lumbar, según ha explicado el director de la cátedra y profesor en la Complutense, Jesús Millán, que además es jefe de Mecidina Interna en el Marañón.

El objetivo es enseñar desde las técnicas más sencilas a las más complicadas que permitan la simulación, y "la cadena del autoaprendizaje es la norma, ya que los monitores son los propios alumnos", los avanzados introducen a los nuevos, según el doctor Millán.

A su juicio, ha habido un "giro copernicano de la enseñanza de la medicina, antes fundamentalmente basada en conocimientos y ahora también en competencias clínicas".

"Es el giro de los últimos planes de estudio, en cumplimiento del Espacio Europeo de Enseñanza Superior (Plan Bolonia)", que incluye la adquisición de competencias clínicas, según Millán.

Ha detallado que el Hospital 12 de Octubre ya tiene Aula de Habilidades y que el Clínico va camino de tener una.

El Gregorio Marañón, que cuenta actualmente con 532 médicos residentes en cincuenta especialidades, es uno de los hospitales universitarios más demandados de España.