El comité de empresa del Canal expresa su "asco" y pide a Garrido "explicaciones"

madrid

| 28.04.2017 - 14:36 h

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

El Comité de Empresa del Canal de Isabel II ha mostrado este viernes su "asco y repudio" por lo destapado en la Operación Lezo, que ha afectado a varios directivos de la empresa, y ha pedido al portavoz del Gobierno y presidente de la compañía de aguas, Angel Garrido, que explique lo que sabe y las medidas que se van a adoptar a partir de ahora. Trabajadores del Canal de Isabel II se han concentrado este viernes a las puertas de la sede central, donde el presidente el comité, Juan Mariano, ha leído un manifiesto rechazando a todos aquellos "que abusando de su condición y malentendida inmunidad desvían presuntamente dinero a cuentas personales en Suiza y paraísos fiscales".

"Condenamos enérgicamente cualquier tipo de práctica corrupta en general, y en particular la que se haya producido en el Canal de Isabel II. Sentimos vergüenza e indignación por todas las actuaciones ilícitas que presuntamente se han cometido", ha expresado Mariano, quien confía en que "todo el peso de la Justicia" caiga sobre los culpables.

En su discurso, el presidente del comité ha añadido una petición al presidente del Canal Isabel II, Angel Garrido, a quien ha solicitado "explicaciones de lo que está ocurriendo" y de "las medidas que se piensan adoptar" para mejorar esta situación de cara al futuro y no desacreditar al Canal.

"Los trabajadores del Canal de Isabel II no vamos a permitir que el nombre y el prestigio de esta empresa, ganados día a día a través de la confianza y reconocimiento de los madrileños, se vea ensuciado por ninguna práctica contraria a la Etica y la Legalidad", ha añadido Mariano.

Mariano, en declaraciones a Europa Press, ha criticado los "movimientos" del Gobierno de la Comunidad de Madrid desde el año 2008, cuando "la administración trató de facilitar la creación del Canal como una Sociedad Anónima, que finalmente se creó en el 2010. Esto buscaba "convertir el agua en un negocio" y tuvo, a su juicio, "consecuencias fatales a los nuevos trabajadores".

Según ha explicado, al convertirse en Canal Gestión, los trabajadores de la compañía "perdieron el convenio colectivo". "Les impusieron el del sector, les barrieron sus derechos laborales y han llegado a tener una diferencia salarial con los trabajadores antiguos de entre un 30 y un 40 por ciento", ha criticado Mariano.

Por ello, ha "exigido" a la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, "que sean restituidos de inmediato todos los derechos usurpados a los trabajadores del Canal" para que la empresa "vuelva a ser transparente y pública, y que no sirva para que unos pocos se puedan enriquecer".