El colegio Juan Pablo II de Alcorcón pide respeto para su modelo educativo

Colegio Juan Pablo II de Alcorcón

madrid

| 29.09.2016 - 13:15 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Fundación Educatio Servanda, que gestiona el colegio Juan Pablo II y cuyo director escribió una polémica carta contra la Ley LGTB de la Comunidad, pide respeto para su proyecto educativo y para el derecho de los padres a elegir el modelo de enseñanza que quieren para sus hijos. Sobre la ideología de género, aseguran que comparten los planteamientos de la exhortación del Papa Francisco 'Amoris laetitia' y que estos planteamientos promueven proyectos educativos y legislativos devinculados "de la diversidad biológica entre el hombre y la mujer".

En un comunicado, la fundación que gestiona el centro manifiesta su "absoluto respeto" a la "dignidad de la persona" y que cualquier vulneración de este aspecto "conlleva una grave ofensa a Dios".

Por esta razón, expone, la lucha "contra cualquier discriminación injusta", sea cual sea su naturaleza (de raza, sexo, religión, opinión) es una "causa loable" que la Fundación Educatio Servanda "suscribe y aplaude".

A su vez, explica que su ideario asume "plenamente el magisterio del Papa Francisco" que, en relación con la llamada ideología de género.

En este sentido, recalca que esta ideología "niega la diferencia y la reciprocidad natural de hombre y mujer" y "vacía el fundamento antropológico de la familia".

"Esta ideología lleva a proyectos educativos y directrices legislativas que promueven una identidad personal y una intimidad afectiva radicalmente desvinculadas de la diversidad biológica entre el hombre y la mujer", expone citando el documento del Papa titulado Amoris Laetitia.

En este punto, expone que corresponde a los padres de familia tomar la decisión de optar por el modelo educativo que desean para sus hijos, pues son ellos "los titulares del derecho original, primario e inalienable a elegir libremente la educación" que quieren para sus hijos.

Agrega que es un derecho amparado por la Constitución y por la Declaración Universal de Derechos Humanos, pues toda persona tiene "derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión"; así como de manifestarla, tanto en público como en privado, "por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia".