El 'clan de las Bosnias' volverá a viajar en Metro

La Audiencia de Madrid revoca la prohibición a las carteristas de entrar en el suburbano

330 antecedentes en diez años de actuación

madrid

| 16.05.2013 - 12:52 h
REDACCIÓN

Las cinco carteristas más voraces de Madrid: el 'clan de las Bosnias' podrán volver al Metro. La Audiencia Provincial de Madrid ha revocado la prohibición cautelar impuesta por un juez a cinco bosnias, consideradas las carteristas más activas de la capital, de acceder al Metro de la ciudad tras ser acusadas por la Policía de cometer numerosos hurtos desde hace una década.

Los magistrados consideran que la protección de "eventuales víctimas futuras en un ámbito vigilado como es la red de Metro", que consta de videovigilancia, seguridad privada y una brigada de la Policía, no precisa "de prohibiciones cautelares de acceso".

El pasado 15 de febrero, el Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid decidió imponer una medida cautelar novedosa en Madrid a cinco detenidas, consideradas las carteristas más activas de la capital: la prohibición absoluta de acceder a cualquier instalación del Metro de la capital.

La sección cuarta de la Audiencia Provincial de Madrid ha estimado ahora el recurso de las cinco mujeres y ha dejado sin efecto la medida cautelar de prohibición absoluta a acceder a las instalaciones del Metro de Madrid y de Metro Sur.

"SE LES IMPIDE EL ACCESO A UN SERVICIO PÚBLICO"

Aunque el fiscal apoyó estas medidas cautelares, al estimar que existía "un riesgo claro" de que las detenidas cometan más delitos, el tribunal considera que son "desproporcionadas, tanto por extenderse inmotivadamente a toda la red de Metro" de la Comunidad de Madrid "como por no establecer el periodo de vigencia razonablemente previsible".

Los magistrados Juan José López Ortega, Mario Pestana Pérez y José Joaquín Hervás Ortiz no ven qué añaden las medidas cautelares "de eficacia y de cara a proteger a eventuales víctimas futuras, a los sistemas de vigilancia y control existentes en la red de Metro, sobre todo en las estaciones más céntricas que integran el supuesto radio de acción" de las denunciadas.

"Lo que sí es patente es que (a las afectadas) se les impide, cautelarmente además, el acceso a un servicio público de transporte esencial para gran número de ciudadanos", sostienen los magistrados.

La Sala también indica que a las bosnias se les atribuye formar parte de un grupo dedicado a la comisión de hurtos, pero "no hay imputación por hechos concretos que revistan los caracteres de uno o varios delitos o faltas contra el patrimonio", por lo que considera "muy discutible" la adopción de medidas cautelares "que restrinjan el derecho fundamental a la libertad de circulación".

'MÉTODO DEL TAPÓN'

El modo de actuar que utilizaban era siempre el mismo. Las cinco mujeres se desplazaban desde Leganés hasta las estaciones más frecuentadas de la ciudad, donde intentaban pasar desapercibidas simulando ser turistas. Normalmente elegían los días en los que se celebraban en el centro de la capital actos a los que solían acudir gran cantidad de personas, como partidos de fútbol, conciertos o manifestaciones.

Una vez que habían seleccionado a su víctima, casi siempre cargada con maletas o mochila, ponían en práctica diferentes técnicas para cometer los hurtos.

Una de estas técnicas es la conocida como el 'método del tapón'. Aprovechaban la subida o descenso de los viajeros de los vagones, al tiempo que varias de las arrestadas usaban su propio cuerpo para propiciar una leve aglomeración de personas.

En ese momento aprovechaban la situación para apoderarse de los efectos de algún usuario del Metro. En otras ocasiones, las detenidas se coordinaban y cometían el robo cuando la víctima subía por las escaleras y, al cargar con el equipaje, descuidaba sus pertenencias.