El caso de María Piedad, archivado

La juez archiva el caso de María Piedad ante la falta de indicios

madrid

| 11.12.2014 - 15:08 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La juez de Instrucción número 5 de Móstoles que investiga el caso de María Piedad, la joven desaparecida hace cuatro años después de que su expareja la acompañara a casa tras una cena de Navidad, ha archivado la causa penal ante la falta de indicios, han informado fuentes próximas al caso. El archivo se produce en el cuarto aniversario de la desaparición de la joven, que dejó dos hijos pequeños, y después de que la Guardia Civil siga sin ninguna pista sólida sobre su desaparición.

El alcalde de Boadilla del Monte, Antonio González-Terol, siempre ha mostrado su apoyo a la familia de María Piedad, comprometiéndose desde que desapareció a trabajar activamente para que este caso se pudiera esclarecer. Tras conocer el archivo de la causa, González-Terol ha reclamado la reapertura del caso para que se siga con la búsqueda.

La investigación arrancó el 12 de diciembre de 2010, después de que la joven no llegara a casa tras una cena de empresa en la que asistió su expareja, que se ahorcó en una zona boscosa de San Lorenzo de El Escorial.

Las pesquisas se centraron desde un primer momento en que fuera víctima de un caso de violencia de género.

LA BÚSQUEDA

Desde entonces, los agentes, junto a familiares, amigos y voluntarios, han peinado los montes, polígonos industriales y parajes del noroeste de la región sin ningún éxito.

Las unidades especializadas de la Benemérita han rastreado una gran cantidad de terreno de la Comunidad, especialmente en la zona que va desde Villanueva de la Cañada hasta Navalcarnero, el Ventorro, Monte de Romanillos, el Ferial, así como en los márgenes del río Guadarrama e infinitud de sitios.

Las investigaciones y las localizaciones del móvil de su expareja han llevado también a rastrear zonas del municipio de Quijorna, Brunete y la dehesa de la Raya del Palancar de Villanueva del Pardillo.

Los agentes han buscado también a la joven en vehículos todoterreno en el área comprendida entre los términos municipales de Boadilla, Villaviciosa de Odón, Villanueva de la Cañada y en los caminos que salen de las carreteras M-501 y la M-503 en Quijorna y en Boadilla del Monte. Posteriormente, se siguió el rastreo por la multitud de pozos que hay en la comarca, el embalse de Valmayor y el río Guadarrama.

Y han buscado también en el vertedero de Pinto, que es donde acaban las basuras de Boadilla para su tratamiento. Allí sólo localizaron huesos de aves y ropas y bolsos que no tenían nada que ver con la mujer. Asimismo, los buzos de la Guardia Civil han seguido rastreando el río Guadarrama y Bosquesur.

Posteriomente, los guardias civiles realizaron catas sobre el terreno donde se ha estado buscando a María Piedad. El trabajo consistió en acometer diversas extracciones en zonas perfectamente acotadas y luego los perros especializados en rescates de la Guardia Civil olfatearon la tierra para intentar localizar restos orgánicos de la joven desaparecida.

Desde diciembre de 2010 no han cesado las muestras de cariño y cercanía del Ayuntamiento, de los grupos de la oposición y de los vecinos, que se han sumado a concentraciones y actos en recuerdo de la joven desaparecida ya que se trata de una familia muy querida en la localidad.