El Ayuntamiento vigilará a empresas y ciudadanos por la suciedad

Generará 122 puestos de inspección de promoción interna

Se realizarán inspecciones a las empresas de limpieza y a los actos incívicos de los ciudadanos

El Gobierno Municipal intentará "modificar" los contratos y en un pleno extraordinario

madrid

| 14.01.2016 - 13:38 h
REDACCIÓN

El Ayuntamiento de Madrid ha anunciado que realizará de forma inmediata inspecciones en los "puntos negros" de suciedad de la ciudad donde se están generando acumulaciones de residuos para que las empresas de limpieza cumplan con sus tareas diarias y no se cometan actuaciones incívicas en esos entornos. La delegada de Medioambiente y Movilidad, Inés Sabanés, ha avanzado esta medida, así como la investigación a fondo de los contratos de limpieza por entender que no se pueden cumplir, tras repasar hoy las diferentes medidas tomadas por la administración para paliar esta situación.

Sabanés ha indicado que inspectores especiales vigilarán de forma preventiva en un operativo coordinado aquellos lugares donde se está generando acumulaciones de residuos impropios -contenedores de cartón y cristal-.

Los dispositivos con "inspectores especiales" van a actuar en coordinación con los distritos en zonas "determinadas" donde todos los ciudadanos saben que se están generando acumulaciones de residuos "impropios".

Los inspectores, unos 320, se encargarán de que las empresas cumplan con las tareas diarias y de evitar actuaciones incívicas ya sancionadas en la ordenanza, que recoge sanciones con multas asociadas de 700 euros.

Sabanés ha justificado la investigación de los contratos señalando que presentan importantes desequilibrios entre zonas y tienen un sistema de penalización que hace que el 20 % de presupuesto variable por penalizaciones a las empresas derive en un recorte del 40 % en la cuantía destinada a la limpieza, ya que el ahorro derivado de las sanciones por falta de calidad del servicio no se puede reinvertir en el mismo.

La concejala ha considerado que el actual sistema de penalización genera, a costa de los "recortes" en el servicio, una gran capacidad de ahorro que ha ido a parar a la deuda o la "caja central" municipal y no a limpiar la ciudad.

Sabanés ha señalado que el actual Gobierno municipal no va a estar "dos años ni tres" sabiendo que el contrato "no se puede cumplir", por lo que ha indicado que lo intentará "modificar" y solicitará un pleno extraordinario específico sobre la limpieza para poder hablar a fondo sobre toda la situación y ver si existen "responsabilidades".

La delegada ha indicado que la situación de la limpieza "persiste" pese a las medidas tomadas en los últimos meses -condiciones de mejora ligadas a la eliminación o suspensión de los ERTE en las empresas, procesos para incorporar inspectores de seguimiento de los contratos, programas de concienciación-, lo que preocupa "de forma importante" a los ciudadanos y al Gobierno de la ciudad.

Ha explicado que, pese a un paréntesis en las vacaciones por parte de dos empresas, los ERTE de las empresas siguen suspensos.

De las cuatro, ha indicado, FCC lo ha eliminado con carácter definitivo y ha hecho 120 nuevas contrataciones; Cespa no tenía ERTE y ha hecho entre 20 y 25; y OHL y Valoriza los siguen manteniendo "inaplicados", aunque no eliminados, tras aplicarlos durante unos días en las navidades, lo que Sabanés ha criticado.

"Hoy hay 500 trabajadores más procedentes de los ERTE más las nuevas contrataciones, unos 170", ha agregado Sabanés, que además ha precisado que el Ayuntamiento va a contar durante el tiempo de duración del concurso con 122 trabajadores en inspecciones y seguimiento.