El Ayuntamiento repondrá la placa retirada de los 8 carmelitas fusilados

Ya ha retirado los del fusilamiento de 8 carmelitas, la lápida a José García Vara, y el monolito al Alférez Provisional

Meyer defendió su retirada de urgencia por actuaciones judiciales

Cifuentes ve "intolerable" retirar una placa que recuerda a monjas fusiladas

El PP denunciará la retirada de monumentos ajenos al "régimen franquista"

El Arzobispado espera que la retirada de la placa a los beatos carmelitas sea una "confusión"

madrid

| 02.02.2016 - 13:24 h
REDACCIÓN

El Ayuntamiento de Madrid ha empezado la retirada de monumentos franquistas, en cumplimiento de la decisión del pleno municipal del pasado 22 de diciembre, en el que se aprobó, con la oposición del PP, retirar de inmediato cinco placas y monolitos que honran a personas vinculadas al franquismo. El Ayuntamiento de Madrid ha defendido hoy que ha cumplido la legalidad y los procedimientos necesarios para retirar tres vestigios vinculados con el franquismo, mientras que la Comunidad ha abierto diligencias para averiguar si procede expedientar al Consistorio y el PP va a presentar una denuncia.

Según han confirmado fuentes municipales, desde el pasado viernes 29 de enero se empezaron a "quitar vestigios" franquistas y los primeros monumentos levantados han sido los del fusilamiento de ocho carmelitas en el cementerio parroquial de Carabanchel Bajo, la lápida dedicada al falangista José García Vara, retirada ayer, y el monolito al Alférez Provisional en la plaza de Felipe IV.

En los próximos seis meses se seguirán retirando más monumentos y cambiando el nombre de una treintena de calles y plazas, según lo aprobado en el último pleno de diciembre.

Según la concejal delegada de Cultura y Deportes, Celia Mayer, todos ellos son "de titularidad municipal", y ha justificado la urgencia de su actuación por el proceso judicial abierto contra la institución. "Nosotros tenemos una denuncia interpuesta por incumplimiento de la ley. Esto es una cosa que está pasando en todas las comunidades autónomas, todas están cumpliendo la ley de memoria histórica excepto Madrid, que lleva sin cumplirla desde 2007. Por tanto sí, había prisa en que la ley se cumpliera", ha respondido Mayer cuando los periodistas le han preguntado si era urgente derribar estos monumentos.

Mayer anunció que retiraría cinco vestigios relacionados con el franquismo y cambiaría el nombre de 30 calles en seis meses en el mismo pleno en que, a propuesta del PSOE, se aprobó elaborar en un plazo de cuatro meses un Plan de Memoria para que todo el callejero madrileño se adaptase a la ley.

Ese pleno -del 22 de diciembre- no aprobó, aunque sí debatió, la retirada de estos vestigios, según ha reconocido hoy la delegada a preguntas de los periodistas. "Todos estos vestigios son de titularidad municipal, no son de propiedad privada y además no es necesaria ningún tipo de autorización para proceder a su retirada de acuerdo con la ley de memoria histórica", ha dicho la delegada sobre la actuación del Ayuntamiento.

Por su parte, la dirección general de Patrimonio de la Comunidad de Madrid ha abierto diligencias para averiguar si procede expedientar al Consistorio madrileño por la retirada de estos "vestigios" franquistas.

Fuentes del Gobierno regional han recordado que la Ley de patrimonio histórico marca que este tipo de actuaciones deben someterse a la consulta de la dirección general de Patrimonio autonómica, que a su vez puede someter el asunto a la consulta de la Comisión Local de Patrimonio Histórico. Más si cabe, argumentan, cuando el elemento se encuentra en el entorno de una edifico catalogado y con protección.

Sin embargo, Mayer ha augurado que este será un proceso "frustrado", porque ninguno de los vestigios retirados son Bien de Interés Cultural y por tanto "no hace falta" informar a la Comisión de Patrimonio.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha calificado de intolerable que el Ayuntamiento de Madrid haya retirado el monumento en recuerdo al fusilamiento de ocho monjas carmelitas en el cementerio parroquial de Carabanchel Bajo de Madrid. Según Cifuentes, hay que tener cuidado con este tipo de iniciativas y no buscar "vencedores ni vencidos", sino "tratar de cerrar heridas".

EL GRUPO MUNICIPAL DEL PP PRESENTARA ESTE MIÉRCOLES UNA DENUNCIA

El Grupo Municipal del PP en el Ayuntamiento va a presentar mañana una denuncia contra "la decisión arbitraria" de retirar "monumentos ajenos al régimen franquista que vulneran la Ley de Memoria Histórica". Según un comunicado del PP, el portavoz adjunto del PP en el Ayuntamiento, Iñigo Henríquez de Luna, presentará mañana esta denuncia que recoge "una serie de tropelías históricas".

Henríquez de Luna ha afirmado que Ahora Madrid está acabando "a martillazos con la reconciliación nacional" y que además lo hace incumpliendo los acuerdos del Pleno. A juicio del portavoz adjunto del PP, el Ayuntamiento acaba "con nocturnidad y alevosía" con varios monumentos, con lo que no solo se "incumple" el acuerdo plenario sino que se aplica "de una forma sectaria la Ley de Memoria Histórica".

Además, el Arzobispado de Madrid ha expresado su preocupación por la retirada de la placa en reconocimiento de los ocho beatos carmelitas fusilados durante la Guerra Civil situada hasta el pasado viernes en el cementerio parroquial de Carabanchel Bajo.

En un comunicado, el Arzobispado ha indicado que le "sorprende" y "preocupa" la retirada y entiende que se trata de una "confusión", dada "la exclusiva condición de víctimas de los carmelitas".