El Ayuntamiento realizará una auditoría de todo el arbolado de Madrid

Se ha comprometido a que el año que viene todos los alcorques vacíos tengan su árbol

Inés Sabanés: "El nivel de riesgo actual no está evaluado suficientemente"

madrid

| 21.09.2016 - 18:37 h
REDACCIÓN

La delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, ha anunciado en la comisión del ramo una próxima auditoría de todo el arbolado de Madrid y un plan extraordinario de plantaciones.

La edil ha explicado que la Corporación no ha identificado la "urgencia absoluta" de realizar una auditoría inmediata y en profundidad del riesgo del arbolado, no contemplada en los contratos de conservación. "El nivel de riesgo actual no está evaluado suficientemente en función de circunstancias nuevas", ha argumentado.

Así, el área desarrollará en un futuro próximo trabajos complementarios y extraordinarios de evaluación y detección del riesgo de vuelco, fractura o caída, que completen el modelo de inventariado de arbolado. En este momento se contemplan la especie, altura, perímetro del tronco, edad fenológica o inclinación, un modelo "demasiado básico y simplificado".

Con esta nueva auditoría se sumarán datos adicionales del tipo del estado de la copa (grado de trasparencia, ramas secas, chupones, terciados), del tronco (exudaciones, fisuras, engrosamientos, madera vista, defectos estructurales, interferencias con fachadas, cables eléctricos, semáforos), con especial atención a la diana, concepto fundamental para el cálculo del riesgo, que contempla el potencial daño en caso de caída.

EXTENSION A TODOS LOS ARBOLES

También se extenderá el número de unidades arbóreas sobre las que se aplicarán las mediciones.En el actual contrato integral, aparte de las tareas habituales de poda y tala, se contempla analizar con aparatos de medición el riesgo en un número "ínfimo" de árboles: está estipulado un mínimo de 120 unidades al año, lo que en orden de magnitud es manifiestamente bajo ante el total de 926.000 árboles.

Estos trabajos de auditoría urgente se están llevando a cabo en dos fases, y se pretende actuar sobre la totalidad del arbolado madrileño, 2.073.265 unidades. La primera hará una revisión urgente del arbolado con inspecciones extraordinarias en alrededor de 100.000 árboles, unido a un plan especial de podas, equilibrados y apeos, en función de los resultados de la revisión extraordinaria.

Incorpora un plan extraordinario de plantaciones con criterios como el incremento del número de especies y emplear especies más adecuadas a la ciudad y a cada entorno concreto. Ya en la segunda fase se completará el inventario de riesgo en profundidad árbol a árbol de forma masiva.

La delegada ha comenzado su intervención identificando varios problemas en la gestión existente, heredada de la actual legislatura,como la deficitaria dotación presupuestaria de la mano de los contratos integrales, que trajeron "una fuerte reducción económica en el importe destinado al mantenimiento del patrimonio verde".

Así se pasó de los 103,8 millones de conservación antes de 2009 a los 63,1 tras la entrada en vigor de los contratos integrales en 2014. El Ayuntamiento calcula que se ha producido una disminución del gasto en términos absolutos del 39,21 por ciento. A eso ha sumado "una severa problemática de envejecimiento, pérdida funcional y de valor ornamental y generación de estructuras irrecuperables mediante labores de arboricultura, complicada por la afección de las plagas".

ALCORQUES VACIOS

En cuanto a los alcorques vacíos, actualmente se arrastra una situación de "incumplimientos sistemáticos" con las replantaciones de árboles anuales, desde antes de los contratos integrales y que se incrementa a raíz de su llegada. Esto se traduce en un "aumento significativo" del número de alcorques vacíos: si en el inicio de los contratos actuales ya existía una cifra aproximada de 4.000 alcorques vacíos, con los contratos esta cifra se ha llegado a incrementar hasta los 9.000 estando en este momento en 7.000.

En las próximas campañas 2016-2017 y 2017-2018 el Ayuntamiento de Madrid pretende trabajar con diferentes actuaciones presupuestarias, tanto de Desarrollo Urbano Sostenible como en Medio Ambiente y Movilidad, sobre la totalidad de los espacios vacíos.

Ya está en marcha un Plan Estratégico Zonas Verdes, Arbolado y Biodiversidad, con el objetivo de planificar a medio y largo plazo y establecer objetivos definidos para mejorar el estado, entre otros, del arbolado y que contendrá análisis y diagnóstico del arbolado desde diversos puntos de vista. También está en funcionamiento la Mesa del Arbol y la contratación de 35 jardineros municipales y de otras plazas de inspección.

Se está tramitando la modificación de contratos de gestión de servicio público de limpieza y zonas verdes en vigor para incorporar la previsión establecida de incremento en razón de plagas, así como la tramitación para la adquisición de aparatos de diagnóstico. También ha finalizado la actualización de inventario ordinario.