El Ayuntamiento no realojará a más de una familia de asentamientos por bloque

Para la población nómada que no quiera ir a pisos plantean campamentos, con baños, cocinas y camas

Asentamientos en Madrid

madrid

| 09.05.2016 - Actualizado: 10:59 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La delegada de Equidad, Derechos Sociales y Empleo, Marta Higueras, ha anunciado como medida para frenar el "chabolismo vertical" que no habrá más de un piso por bloque de familias procedentes de asentamientos y que se dispersarán por todo Madrid para evitar la creación de "guetos".

Fue en los años 90 cuando el Instituto de Realojamiento e Integración Social (IRIS) levantó barrios alrededor de Madrid donde realojaron a personas que venían del chabolismo, ha recordado la concejala en una entrevista concedida a Europa Press.

"Eso es chabolismo vertical. Haces un bloque, les tiras las chabolas y les metes a todos ahí. Eso no soluciona nada, haces un gueto. Eso ya está experimentado y es un fracaso, no queremos hacer chabolismo vertical", argumenta la también primera teniente de alcalde.

Y no se trata de dar a estas personas una vivienda sin más--"sus condiciones de vida seguirán siendo pésimas porque seguirán sin tener para pagar la luz o la comida"-- sino que necesitan acompañamiento social para sacar su vida adelante, esta vez "en un sitio digno para vivir, no en una chabola".

NO CONFLICTIVIDAD, SI VULNERABILIDAD

"Entendemos que en cada bloque no puede haber más de una vivienda de esas características y que tiene que haber una dispersión en toda la ciudad, que no se hagan guetos", ha remarcado insistiendo en que la situación "es mucho menos agresiva para todo el bloque con una familia que si llevas a cinco", que no están acostumbradas a vivir en esas condiciones y generan molestias.

Con una familia, está convencida, el vecindario se comprometerá con ella. "No podemos llevar a esas viviendas conflictividad, sólo podemos llevar vulnerabilidad", ha remarcado la delegada. Esta alternativa al "chabolismo vertical" se destinará a familias que los servicios sociales consideren que pueden integrarse.

CAMPAMENTOS

Para las personas en asentamientos que no acepten vivir en pisos por estar acostumbrados a una vida nómada, como rumanos de etnia gitana, el Ayuntamiento baraja otra opción.

"Desde nuestra perspectiva no está bien cambiar sus formas de vida, sus costumbres. Somos diversos y esas personas piensan de otra forma", explica la concejala, que detalla que cuando se les pregunta qué quieren responden que su chabola, aunque para un madrileño suponga tener ante sí "condiciones infrahumanas".

El Ayuntamiento no levantará chabolas sino "campamentos donde se sientan cómodos, con todos los acondicionamientos". Parten de la idea de los campamentos de Actuación Integral con Minorías Etnicas del Este APOI ideados por el PP aunque "ellos los hicieron con otra finalidad, en las afueras de Madrid, donde no hay transporte público".

El Gobierno de Ahora Madrid opta por "unos campamentos bien dotados, no en mitad de Madrid pero sí donde haya transporte para que la gente se pueda mover" y con la finalidad de "dignificar sus condiciones de vida". En esos campamentos, con baños, cocina y un sitio caliente para dormir, siempre habría apoyo social para promover "un cambio de costumbres".

"Es muy ilusorio pensar que se levanta el campamento y ya no se les va a ver mendigando. Ese acompañamiento social es lo que nos parece más importante", ha subrayado la concejala.

Marta Higueras reconoce que "a la gente le molesta mucho la forma de vida de esas personas" nómadas, la mayor parte gitanos rumanos, porque cocinan en la calle o hacen sus necesidades en los árboles.

"Es incómodo, desde luego, pero lo que más alarma nos genera a nosotros es que existan esas condiciones horribles de vida, que les parezca mejor la vida que encuentran aquí que las condiciones que tenían en sus países de origen. Da mucho que pensar", ha argumentado la delegada.

ASENTAMIENTO EN EMBAJADORES

La delegada, por otro lado, ha asegurado que el Ayuntamiento tiene sitio para llevar a todas las personas que ahora mismo se encuentran en el asentamiento levantado en unos terrenos en Embajadores, parte de ellos propiedad de ADIF, organismo que "ya ha pedido al juzgado una orden para poder levantar a esas personas".

"Vamos a esperar a ver qué dice el juzgado", ha expuesto la edil, que ha aseverado que levantarían ellos mismos el campamento cuando se les dijera que tienen que hacerlo, como bien saben desde el Samur Social. "Podemos darles una alternativa" cuando eso ocurra, en referencia a un albergue céntrico, con duchas y la posibilidad de desayunar, comer y cenar allí.

MEDIDAS "REDUNDANTES" YA EN MARCHA

Estas son algunas de las iniciativas en las que trabaja el área en relación con los asentamientos, desgranadas tras el pleno extraordinario solicitado por el PP y en que los votos de los populares junto a los de PSOE y Ciudadanos consiguieron aprobar una serie de medidas que Marta Higueras tachó de "redundantes e innecesarias" porque "ya se están haciendo".

Así, la edil cita al grupo de trabajo ya en marcha pero de carácter técnico, sin la presencia de partidos políticos. "La política no la decide un grupo de trabajo sino el gobierno", ha reivindicado. "Todo lo que piden ya está hecho, como que el Samur termine en dos meses el mapa de los asentamientos cuando ya está terminado", ha añadido.

En cuanto a la unidad especializada en núcleos chabolistas rumanos por parte del Samur Social, aprobado por el pleno con los votos de la oposición, la concejala ha defendido que es "el trabajo" del Samur, con independencia de que sean rumanos o gitanos españoles.

"¿Qué formación específica van a tratar? Lo que no es redundante es absurdo porque los servicios sociales están especializados en servicios sociales, toda la iniciativa era redundante", ha insistido.

"Sabía que me iba a quedar sola, sabía que me lo iban a imponer pero es un acuerdo de pleno que, aunque no esté de acuerdo, lo voy a cumplir. Creía que no tenía que votar estéticamente, no votar bonito. Votamos en contra porque es absurda y redundante toda la iniciativa, no porque no quiera luchar contra el chabolismo", ha explicado.