El Ayuntamiento mejorará la seguridad de los peatones en Madrid Río

Declara el paseo de prioridad peatonal

Los ciclistas tienen limitada la velocidad a 10 kilómetros por hora

Se han instalado 40 señales para limitar la velocidad de las bicicletas

El Ayuntamiento intercambia ideas con Países Bajos para fomentar la integración de la bicicleta en la vida urbana

madrid

| 21.09.2016 - 14:45 h
REDACCIÓN

El Ayuntamiento de Madrid estudia mejorar la seguridad de los peatones en Madrid Río con la implantación de un carril bici en el margen izquierdo del Manzanares que permita a los viandantes ir a pie por el derecho, y por el momento ya se han instalado 40 señales para limitar la velocidad de las bicicletas.

La directora general de Gestión del Agua y Zonas Verdes, Nuria Bautista, ha admitido hoy en la comisión municipal de Medio Ambiente y Movilidad los problemas que genera el paso de bicicletas en un espacio por el que transcurren más de 500 peatones a la hora, como sucede en Madrid Río, donde hay quejas vecinales por inseguridad.

En el parque del Manzanares peatones y ciclistas conviven en un mismo espacio, y la gran afluencia de público puede provocar allí accidentes, según ha puesto de manifiesto el concejal socialista Chema Dávila.

El equipo de Gobierno de Manuela Carmena comparte el análisis y por ello estudia soluciones técnicas para reducir el conflicto, aunque por el momento solo se ha limitado a 10 kilómetros por hora la velocidad de las bicicletas al declararse el paseo de prioridad peatonal.

Además de estudiar la creación de un carril bici en el propio Madrid Río, la directora general ha comentado que en 2017 se ejecutarán las obras del carril bici cercano a la zona que unirá la glorieta de Legazpi con la estación de Príncipe Pío, que podría reducir el número de ciclistas en el río.

INTERCAMBIO DE IDEAS CON LOS PAÍSES BAJOS

El Ayuntamiento de Madrid y la embajada de los Países bajos han celebrado este miércoles la jornada 'Holland meets Madrid', con el objetivo de fomentar la integración de la bicicleta en la movilidad urbana. Al acto de presentación han asistido la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y el embajador de Países Bajos, Matthijs van Bonzel, quienes han puesto en valor la importancia de convertir Madrid en una ciudad con más presencia de la bicicleta.

Esta jornada tiene como objetivo reflexionar sobre la experiencia holandesa y madrileña tanto en relación con las infraestructuras para la circulación de bicicletas como de la educación vial que facilita la seguridad de los ciclistas y su convivencia con el resto de usuarios de la calzada.

La alcaldesa de Madrid ha hecho hincapié en la necesidad de "empezar a pensar de manera distinta". Además, ha incidido que la utilización de la bicicleta nace de una "cultura de la igualdad y la homogeneidad" y permite cambiar "muchos hábitos, como puede ser la vestimenta". "La bicicleta es un elemento de sencillez y de efectividad", ha concluido la alcaldesa.

Por su parte, el embajador de Países Bajos ha compartido que la "enorme presencia" de bicicletas en ciudades como Amsterdam, nació a raíz de un movimiento popular en los años 70 y ha expresado la importancia de educar a los niños en esta cultura. Además, han resaltado "la importancia de la tolerancia a la bicicleta" como primer motor del proyecto y han enumerado la cantidad de beneficios que esta práctica lleva consigo, tales como "la reducción de Co2, la oportunidad de ahorrar en combustible para coches, la mejoría de la salud", e incluso, han indicado, la mejoría de las ventas en el comercio.

Por su parte, el subdirector general de Planificación de la Movilidad, Carlos Corral, ha manifestado que el Ayuntamiento está creando una reestructuración de la movilidad vial, basada principalmente en cambios en la señalización de las calles y con el objetivo de crear una ciudad "más humana, habitable y sostenible".