El Ayuntamiento lanza una campaña contra la venta ambulante ilegal

madrid

| 02.02.2016 - 13:37 h
REDACCIÓN

Cien marquesinas distribuidas por toda la ciudad exhiben desde este martes y durante siete días una campaña contra las falsificaciones y la venta ambulante ilegal de la Dirección de Comercio y Emprendimiento del Ayuntamiento de Madrid y la Oficina Española de Patentes y Marcas.

El lema es 'Tu decisión importa...' y aporta una serie de consejos para los consumidores. Los promotores de la campaña han asegurado que en 2014 se dejaron de crear 30.000 puestos de trabajo por las falsificaciones y el volumen de las incautaciones superó los 300 millones de euros.

El Ayuntamiento retoma de este modo la segunda edición de la campaña contra la venta ambulante ilegal, que cuenta con más de una treintena de entidades empresariales. "Es fundamental que la ciudadanía sea responsable de las compras que realiza", ha explicado la directora de Comercio y Emprendimiento, Concha Díaz de Villegas.

La directora ha alertado en un comunicado de los "graves riesgos para la salud y seguridad de las personas, especialmente si se trata de productos de consumo, alimentos tanto envasados como sin envasar, puesto que se vulnera toda la cadena de control y seguridad alimentaria".

Pero además, la venta ilegal tiene graves efectos negativos sobre la economía y el empleo. "Existe la falsa percepción de que cuando se trata de productos no alimentarios no se produce ningún efecto negativo", según Díaz de Villegas.

Según datos oficiales de 2014, se dejaron de crear 30.000 puestos de trabajo por las falsificaciones. Además, Sanidad estima que el 80 por ciento de los medicamentos que se venden por Internet son falsificados y advierte de sus consecuencias.

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y la Agencia Estatal de Administración Tributaria incautaron mercancía que habría alcanzado en el mercado un valor superior a 300 millones de euros. Además las falsificaciones ya no sólo afectan a los productos tradicionales: piezas de avión y recambios de automóviles, por ejemplo, también se falsifican.

La campaña incluye dípticos que se distribuirán a través de las redes sociales. El díptico recoge toda la información e involucra directamente al consumidor a que sea responsable con sus decisiones a la hora de asumir ciertos riesgos o acudir a lo seguro, es decir, los pros y contras de dirigirse a una venta de confianza y legal, por un lado, o acudir a un tipo de venta sin garantía e ilegal.

Los folletos informan de que al comprar falsificaciones o productos en la venta ambulante ilegal se está fomentando el crimen organizado y la explotación laboral, además de destruir la cultura y frenar la innovación, renunciar a los derechos como consumidor y contribuir a la destrucción de empleo.

Los productos falsificados que más se compran en la venta ambulante ilegal son artículos de vestir, perfumería y cosmética, marroquinería y complementos, artículos y prendas deportivas, calzado y relojería, joyería y bisutería y soportes audiovisuales.

"En la actualidad se acepta socialmente esa estructura ilegal de los denominados 'manteros' o 'productos pirata' sin tomar conciencia de las consecuencias negativas que supone la permisividad de este fenómeno para los consumidores, el comercio, los artistas, el empleo, la industria, la hacienda pública y la imagen de la ciudad", ha añadido el Ayuntamiento.