El Ayuntamiento investiga el uso de coches de una contrata por parte de funcionarios

madrid

| 30.01.2012 - 14:16 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Gobierno municipal de Ana Botella "va a actuar con total transparencia, con contundencia y con absoluta rapidez" para investigar el supuesto uso particular de vehículos de una contrata por técnicos del área municipal de Circulación, ha asegurado hoy el vicealcalde de Madrid, Miguel Ángel Villanueva.

El también portavoz del Gobierno municipal ha confirmado, como publica hoy por el diario El País, que el Ayuntamiento ha abierto una investigación para aclarar si se ha producido un uso particular de vehículos de las empresas encargadas del contrato de gestión de los semáforos.

Según este diario, en lugar de usar esos vehículos para realizar inspecciones o acudir a incidencias y reparaciones de semáforos, los funcionarios los habrían empleado para ir y volver a casa o para hacer gestiones de todo tipo entre diario e incluso se los habrían llevado en fines de semana y excursiones y viajes de larga distancia.

La gasolina, los peajes y las frecuentes multas de aparcamiento que recibían habrían corrido, siempre según la denuncia investigada ahora oficialmente, de cuenta de las empresas adjudicatarias del contrato de semáforos.

Villanueva ha indicado que, tras la publicación de esta información, "se ha dado orden a la Inspección General de los Servicios (del Ayuntamiento de Madrid) para que realicen una investigación detallada" de lo denunciado.

Ha añadido que "a resultas de esa investigación, en primer lugar se pueden tomar medidas cautelares, se podrá incoar expedientes disciplinarios o, en su caso, si hubiera algún tipo de responsabilidad penal, dar traslado de la pieza al ministerio fiscal".

El vicealcalde ha subrayado que no se está hablando de "ningún tipo de irregularidad en la adjudicación de un contrato", como ha sugerido el PSOE, sino de "la presunta utilización indebida de un recurso municipal, en este caso un automóvil puesto a disposición para otro fin".

Ha insistido en que el Gobierno municipal actuará en este caso con "respeto escrupuloso a la ley" y esperará "a ver qué dictamina esa investigación".

Preguntado por las imágenes que aparecieron hace un año de la actual alcaldesa, Ana Botella, entonces delegada de Medio Ambiente, utilizando su coche oficial para ir a la peluquería en un centro comercial, Villanueva ha opinado que son cosas distintas.

"La utilización de un vehículo oficial en las personas que, por razones de seguridad, deben de disponer de ese vehículos y de escolta a lo largo del día, evidentemente no es lo mismo y sería un absoluto disparate situar ambas cosas en un mismo plano", ha argumentado.

Al margen de lo dicho, Villanueva no ha querido aportar ningún otro dato ya que en el Ayuntamiento no hay "más información que la que aparece hoy publicada" y "en estos momentos lo más adecuado es dejar a la Inspección General de los Servicios a que realice su trabajo".

"Si creemos en el Estado de Derecho -ha manifestado-, a la Administración le corresponde en estos momentos, a través de sus órganos, realizar una investigación previa y cualquier comentario que yo pueda hacer no va a ayudar a esa investigación".

Al portavoz del Gobierno de Ana Botella le parece "desproporcionado" lo dicho por el portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissavetzky, que se ha preguntado si esta supuesta actuación "ha tenido alguna consecuencia en la adjudicación del contrato de los semáforos" y "cuántas adjudicaciones deben ser revisadas".

A su juicio, estas insinuaciones "tendrán su respuesta en el momento adecuado" pero "hoy lo que toca es decir que el Gobierno municipal lo que ha actuado es con rapidez, con contundencia y con transparencia", sin establecer "ningún juicio previo".

"Una vez que la Inspección General de los Servicios haga su trabajo podremos saber de lo que estamos hablando y será el momento para determinar las responsabilidades disciplinarias o las responsabilidades políticas si las hubiese", ha admitido Villanueva.