El Ayuntamiento instalará filtros y catalizadores en 485 autobuses de la EMT

Con objeto de reducir un 37% sus emisiones

Se invertirán 6 millones en 3 años para la instalación y otro medio millón para mantenimiento

Botella: un peaje de entrada iría contra el "espíritu abierto" de Madrid

madrid

| 12.01.2012 - 14:41 h
REDACCIÓN

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado este jueves la adjudicación de un contrato para instalar filtros de partículas con catalizador y tecnología SCRT en 485 autobuses de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) a lo largo de los próximos tres años, una iniciativa a la que se destinarán seis millones de euros (más medio millón para el mantenimiento durante toda la vida

útil de los equipos, hasta 2018) y con la que se conseguirán reducir en un 37 por ciento las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) y un 25 por ciento las de partículas en suspensión.

La alcaldesa de la capital, Ana Botella, ha explicado en rueda de prensa la propuesta, la primera del Plan de Calidad del Aire 2011-2015 en ponerse en marcha, y con la que se "cumplirá estrictamente el exigente estándar Euro V para emisiones de vehículos a motor" en la "totalidad" de la flota municipal que circula por la Zona de Bajas Emisiones, que coincide con la almendra central. Así, este año se instalarán los filtros en un centenar de vehículos, el año que viene se hará en otros 285 y en 2014 se completará el proceso con otros cien autobuses. En todos los casos serán vehículos Euro III biodiésel.

Según el delegado de Medio Ambiente, Movilidad y Seguridad, Antonio de Guindos, los nuevos equipos conseguirán disminuir las emisiones de NOx en un 37 por ciento, las de partículas en un 25 por ciento, las de HC en un 2,2 por ciento y las de monóxido de carbono (CO) en un 2 por ciento. "Los nuevos equipos supondrán una reducción equivalente a las emisiones anuales de NOx de 364 autobuses y a las de partículas de 412 autobuses" y supondrán la emisión de "1.130 kilos menos de NOx, 25 kilos menos de partículas, 60 kilos menos de HC y 190 menos de CO", han añadido los responsables del Consistorio.

De Guindos ha precisado asimismo que "en la adjudicación del contrato se ha valorado que tanto el montaje de los equipos como el mantenimiento van a ser realizados dentro de la Comunidad de Madrid, lo que contribuirá a la creación de empleo en la región".

MEJORAS EN EL SECTOR DEL TAXI

Preguntado por la posibilidad de que esta iniciativa se extienda también al sector del taxi, responsable de gran parte de la polución por tráfico en la capital, el responsable de Medio Ambiente ha recordado que en el Plan de Calidad del Aire se incluye una línea de subvenciones para el cambio de vehículos por otros más limpios.

Además, también ha afirmado que el Ayuntamiento está en negociaciones con Aena para que pueda participar en dicha línea de subvenciones a los taxistas con el objetivo de contribuir a "compensar las emisiones del aeropuerto de Barajas".

BOTELLA EN CONTRA DE UN PEAJE DE ENTRADA A LA CIUDAD PORQUE IRÍA CONTRA EL "ESPÍRITU ABIERTO" DE MADRID

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha reiterado que el Ayuntamiento no establecerá un peaje para evitar la contaminación que producen los coches que entran cada día a la ciudad, entre otras cosas porque eso iría "en contra de ese espíritu abierto que es característico de la ciudad". Botella ha sido tajante al rechazar de nuevo esa posibilidad, que a su juicio, igual que al de su antecesor en la Alcaldía, podría alejar de Madrid al millón de ciudadanos que entra cada día a la capital y cuya actividad y consumo son "esenciales en la creación de riqueza" de la ciudad.

Tampoco va a ordenar el Ayuntamiento en estos momentos limitaciones al tráfico, ya que los niveles de polución están "todavía lejos" de los que obligarían a tomar una medida como esa, según ha dicho el delegado de Medio Ambiente, Movilidad y Seguridad, Antonio de Guindos, pese a la "boina" de contaminación que se ve sobre la ciudad y toda el área metropolitana. Tanto la alcaldesa como el delegado han achacado la situación actual a la estabilidad atmosférica que se mantiene desde el pasado mes de diciembre y que ya elevó los niveles de contaminación en febrero y marzo del año pasado.

La nueva alcaldesa sigue firme en su defensa del nuevo Plan de Calidad del Aire 2011-2015, que sí incluye otras medidas como el encarecimiento de los parquímetros y la prolongación del SER una hora más, hasta las nueve de la noche, los días de diario. También se prevé la conversión de plazas de aparcamiento verdes -para residentes, más caras por menos tiempo- en azules -de rotación, más baratas-. En este sentido, De Guindos ha reconocido que ese cambio supondría "prácticamente duplicar" el coste del aparcamiento en las zonas donde se aplique.