El Ayuntamiento inicia el procedimiento para ceder 5 locales a asociaciones

En la plaza de Legazpi, la calle Cartagena, Bravo Murillo, la calle Manresa y la calle Badajoz

Las solicitudes de las asociaciones podrán presentarse entre el 1 y el 15 de marzo

Murgui: Se pretende "convertir en un derecho lo que hasta ahora había sido un privilegio"

madrid

| 25.02.2016 - 15:29 h
REDACCIÓN

El Ayuntamiento de Madrid inicia el procedimiento para la cesión a asociaciones de Madrid de cinco locales municipales, para lo que ha convocado un concurso "transparente e igualitario" que se resolverá en el mes de abril.

El delegado de Coordinación Territorial y Asociaciones, Nacho Murgui, ha presentado en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno esta iniciativa con la que el Ayuntamiento pretende "convertir en un derecho lo que hasta ahora había sido un privilegio", en referencia a la "arbitrariedad" con la que, ha acusado, los anteriores equipos de Gobierno cedían espacios públicos a entidades.

Las solicitudes de las asociaciones podrán presentarse entre el 1 y el 15 de marzo y serán evaluadas por una comisión integrada por técnicos municipales y por "órganos de participación" del distrito en que esté ubicado el local, y los entes encargados de formalizar la cesión serán las Juntas de Distrito o el área de Gobierno de la que dependa el edificio.

Los primeros espacios en cederse serán un local de 1.000 metros cuadrados en la plaza de Legazpi (Arganzuela); otro de 175 metros en la calle Cartagena, 17 (Salamanca); tres espacios de 333 metros cuadrados en la calle Bravo Murillo, 39 (Chamberí); uno de 736 metros en la calle Manresa, 1 (Fuencarral-El Pardo) y por último en la calle Badajoz, 56 (Ciudad Lineal).

El objetivo del Ayuntamiento es "fortalecer el tejido asociativo" de la capital y, para ello, ha comentado el delegado, se quiere dotar a las entidades de los espacios para desarrollar su actividad, "un recurso muy necesario y escaso".

En Madrid hay 1.900 asociaciones, por lo que la demanda de locales puede ser "muy amplia", según ha explicado Nacho Murgui, que ha considerado que no habrá "nunca" un listado definitivo de edificios municipales libres por la complejidad de elaborarlo.

Todos los locales se distribuirán en base a unos criterios establecidos, entre ellos el "arraigo en el barrio", la cooperación entre asociaciones, y el desarrollo de actividades mayoritariamente "abiertas, inclusivas y gratuitas". Los espacios se cederán por un máximo de cuatro años, renovables a otros cuatro, y pasado ese tiempo se convocará de nuevo un concurso.

En estos primeros cinco espacios no se ha incluido el edificio de casi 3.000 metros cuadrados de la calle Alberto Aguilera en el que solicitaba instalarse el Patio Maravillas, colectivo del que proceden algunos de los concejales de Ahora Madrid.

El Ayuntamiento prohibirá en los locales las actividades que no respeten los derechos humanos, que contravengan el principio de igualdad o discriminen por género, origen racial o étnico, edad, discapacidad, creencias y orientación sexual. Además, con carácter general, no se permitirá el cobro de derechos de explotación de obras intelectuales, artísticas o culturales creadas en el espacio.

La anterior corporación local (del PP) cedió espacios, entre otras asociaciones, a la Cruz Roja, Cáritas, Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) o a la Fundación de la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAMV), según destaca el Ayuntamiento en su nota de prensa.