El Ayuntamiento de Parla entrega al comité de empresa una lista con 70 despidos | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

El Ayuntamiento de Parla entrega al comité de empresa una lista con 70 despidos

El presidente del comité de empresa: "Ni 70 ni uno"

madrid

| 14.10.2011 - 14:26 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Ayuntamiento de Parla despedirá a 70 trabajadores, todos ellos indefinidos e interinos para hacer frente a la crisis. Se reducirían los despidos de 190 a 70 y el personal laboral fijo, no se vería afectado. En el documento que el gobierno socialista ha entregado a los sindicatos aparece el número de puesto a amortizar, con el que se identifica al empleado público. Ahora mismo, sindicatos y Ayuntamiento están descordinados. Cuentas con dos listas diferentes con puestos a recortar, que no coinciden.

El presidente del comité de empresa del Ayuntamiento de Parla, José Luis Cruz, ha confirmado que desde el Gobierno Local les han entregado hoy una lista previa con 70 despidos, 120 menos de los anunciados inicialmente, aunque se reunirán el próximo lunes para aclarar todos los términos.

José Luis Cruz ha explicado a Efe que tras la manifestación de trabajadores de ayer jueves por las calles de Parla -que congregó a unas mil personas según los sindicatos-, el Ayuntamiento les ha llamado esta mañana para facilitarles una lista con un número de 70 puestos de la plantilla municipal de los que quiere prescindir.

El presidente del comité de empresa ha aclarado que no les han especificado "si después habrá 120 despidos más o se quedarán en 70 en este ejercicio". "De momento nos han dado una información previa a la reunión del próximo lunes, y es allí dónde deberán informarnos de sus intenciones", ha dicho.

En el listado no aparecen nombres y apellidos, "sino una relación de los 70 puestos de trabajo que quieren eliminar". "Pero echando cuentas por nuestra parte, más o menos podemos sacar qué personas son", ha dicho.

José Luis Cruz se ha congratulado de que "la presión mediática y las manifestaciones de los trabajadores (cinco en la última semana) han logrado que el Gobierno de Parla reduzca esta cifra de despidos de 190 a 70", pero ya ha advertido de que no van a aceptar "de ninguna manera" estos 70 ceses. "Ni 70 ni uno".

El responsable del comité de empresa ha asegurado que si la intención del equipo de Gobierno es "quitar 120 despidos de encima de la mesa" tampoco lo van a aceptar, y ha adelantado que convocarán una nueva asamblea de trabajadores para tomar decisiones. "No vamos a estar quietos, pondremos otro calendario de movilizaciones y no descartamos huelgas o encierros. Será la asamblea de trabajadores la que tome la decisión sobre las medidas a adoptar hasta lograr que los políticos no aprueben estos despidos", ha sentenciado.

Y es que, para Cruz, hay otra serie de opciones antes de reducir la plantilla municipal. "Se debe reducir el gasto público, empezando por los 27 cargos de confianza que no pintan nada y se pueden eliminar perfectamente, su trabajo lo podría hacer personal del Ayuntamiento. Los políticos también deben arrimar el hombro, bajarse los sueldos, quitarse dietas, promociones...".

El presidente del comité espera que a partir de ahora sí haya negociaciones con los dirigentes del Consistorio, ya que desde el 22 septiembre, cuando les comunicaron que querían realizar 190 despidos, no se habían reunido con el Ayuntamiento.

"En todo este tiempo no habíamos tenido ningún contacto con el Gobierno Local, ni ninguna negociación; el alcalde miente cuando dice que ha negociado con nosotros simplemente como postura política", ha concluido Cruz.

Por su parte, fuentes municipales han manifestado que no habrá ningún tipo de declaración oficial hasta que no concluya la negociación con los sindicatos. Desde el Ayuntamiento han transmitido que respetan las movilizaciones de los trabajadores municipales, pero que no habrá manifestaciones hasta que el proceso se haya resuelto definitivamente.