El Ayuntamiento de Madrid reparará en 72 horas los desperfectos urgentes en vías públicas

El servicio Madrid Avisa podrá alertarse a través del 010 o por correo electrónico

madrid

| 06.10.2010 - 14:01 h

Telemadrid/Agencias

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Ayuntamiento de Madrid ha presentado hoy un nuevo servicio. Se llama Madrid Avisa y pretende resolver en 72 horas pequeñas incidencias en la vía pública, desde desperfectos en el mobiliario urbano a pequeños baches. El servicio se pone en marcha mañana en cuatro distritos y se extenderá al resto de la ciudad a principios de año.

El Ayuntamiento de Madrid arreglará en menos de 72 horas los pequeños desperfectos en la vía pública que denuncien los ciudadanos y que sean considerados urgentes por un cuerpo de ingenieros que se desplazarán en menos de 24 horas a comprobar la incidencia. La iniciativa, denominada "¡Madrid Avisa!" -"Telebache" según Izquierda Unida- era un compromiso electoral adquirido por el PP durante la campaña de 2007 y se pondrá en marcha mañana en periodo de pruebas hasta fin de año en los distritos de Usera, Villaverde, Carabanchel y Latina, para extenderse desde enero a toda la ciudad.

Según ha informado el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, que ha acompañado en la presentación de este proyecto a la delegada de Obras y Espacios Públicos, Paz González, este servicio costará al Ayuntamiento 1,2 millones de euros anuales.

El servicio atenderá "incidencias de pequeño alcance", según el alcalde, que afecten a calzadas y aceras siempre que sean inferiores a 3 metros cuadrados y al alumbrado público -tramos apagados e incidencias referentes a arquetas, armarios o registros de farola con cables a la vista-.

También cuando afecten a las bocas de riego o fuentes de agua potable o al mobiliario urbano -bolardos, bancos, vallas y mesas de juego en mal estado que conlleven un riesgo potencial para las personas-. Es decir, como ha indicado en declaraciones a la prensa el director general de Vías y Espacios Públicos, Pablo Usán, se arreglarán en ese plazo de 72 horas todas las incidencias "susceptibles de ser arregladas en menos de 72 horas".

A TRAVÉS DEL 010 O DE CORREO ELECTRÓNICO

Los ciudadanos pueden denunciar esas incidencias por teléfono al 010 o al 91 701 2007, por correo electrónico a infovias@munimadrid.es o dgviaspublicas@munimadrid.es, por correo postal al Área de Obras o a la Dirección General de Vías y Espacios Públicos o en persona en los registros municipales.

Deben hacerlo con el mayor detalle posible porque su aviso será valorado por un grupo de técnicos que lo remitirán a los 25 inspectores para su evaluación.

Los inspectores, que van vestidos con un llamativo uniforme morado y amarillo con reflectantes -no muy distinto al de los empleados de la limpieza-, se desplazarán hasta el lugar denunciado en menos de 24, utilizando para ello pequeños coches y motos "scooter" de gasolina y eléctricos.

Si clasifican la incidencia como "urgente" -de lo contrario su reparación seguirá el cauce ordinario-, la "empresa conservadora" correspondiente deberá arreglarla en menos de 72 horas.

Una vez comprobada la reparación de forma inmediata, el ciudadano que hubiera realizado el aviso recibirá notificación del arreglo por el mismo cauce que empleó en su denuncia.

Uno de los primeros en anunciar que usará este nuevo servicio ha sido el portavoz municipal de IU y candidato a la Alcaldía, Ángel Pérez, que, "por aquello del beneficio de la duda", se ha declarado dispuesto a "apadrinar baches y desperfectos con el fin de seguir puntualmente si los plazos que se prometen se cumplen".

Es decir, a partir de la puesta en marcha del servicio, desde Izquierda Unida se llamará al número y se comprobará el tiempo que se tarda en arreglar cada desperfecto, ha precisado Pérez, que se ha interesado por saber si estas "labores de vigilancia y aviso de los vecinos" merecerán "una rebaja en el pago de sus impuestos por servicios prestados al Ayuntamiento".

Por su parte, el responsable de Obras de Izquierda Unida, Daniel Morcillo, ha dicho que concede "una credibilidad mínima o nula" a este "telebache", que "se presentó en su día como un servicio tan urgente que tan sólo lleva un retraso de más de tres años".

Morcillo también se ha mostrado irónico al comentar que este servicio sigue "el modelo Ikea": "Lo tiene que hacer uno todo salvo la obra en sí y eso, con los recortes, ya ni siquiera se asegura. Por ello -ha rematado- conviene no estar cerca cuando llegue el vehículo de reparación por si te dan un pico y una pala".