El Ayuntamiento de Madrid lleva a los tribunales a Hacienda

Por la imposición de Hacienda contra su Plan Económico Financiero

Sánchez Mato votó con la nariz tapada porque "huele muy mal" la operación para transformar en apartamentos un

madrid

| 27.04.2017 - 14:03 h

El Ayuntamiento va a presentar un recurso ante los tribunales contra el Ministerio de Hacienda y Función Pública por rechazar el Plan Económico Financiero 2017-2018 que le presentó y obligarle a no disponer este año de 238 millones para compensar su incumplimiento de la regla de gasto en 2016. Así lo aprobó este jueves la Junta de Gobierno y lo comunicó en la rueda de prensa posterior el delegado de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato. El recurso solicitará, además, medidas cautelares para dejar sin efecto esa imposición de inmovilizar 238 millones por lo que el Gobierno municipal considera una situación de indefensión y una vulneración de los derechos de autonomía financiera del Consistorio.

Aunque Sánchez Mato no quiso adelantar la estrategia judicial del Ayuntamiento y explicó que éste impugna "la mayor": que la Ley de Estabilidad no puntualiza en ningún sitio cómo se ha de computar la regla de gasto, por lo que retó al Ministerio a detectar "un solo incumplimiento" por parte del Consistorio.

Dicha orden concreta sobre la interpretación de la Ley de Estabilidad, insistió, se trasladó en una circular, que no es un texto normativo. "Es como si la ley dice que no conduzcas demasiado deprisa y te ponen una multa por ir a 77", comparó.

El delegado asumió que éste es el primer recurso que presenta un ayuntamiento contra el Ministerio, pero lo atribuyó a que tampoco existen antecedentes de denegación de ningún plan económico financiero de ningún consistorio ni ninguna comunidad autónoma. "No está mal en ser los primeros defendiendo la autonomía local", concluyó, lamentando que el Ministerio ponga pegas a la gestión financiera del Ayuntamiento ahora que "por fin las cuentas están saneadas después de una descomunal deuda" que atribuyó, "cuando menos", a una mala gestión, aunque "algunso tendemos a pensar que hay más cosas".

En cualquier caso, y mientras se resuelve el recurso, Sánchez Mato mostró su intención de seguir aprobando sucesivos acuerdos de no disponibilidad parciales hasta llegar a los 238 millones. Ayer, el pleno municipal convalidó, con la abstención de los tres grupos de la oposición, los primeros 104, consecuencia de tres acuerdos por sumas inferiores, dentro de su propósito de buscar métodos y cantidades que no menoscaben el gasto social del Ayuntamiento.

SANCHEZ MATO RECONOCE QUE "HUELE MUY MAL" LA OPERACIÓN PRA TRANSFORMAR EN APARTAMENTOS UN EDIFICIO OKUPADO

Además, el delegado de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Madrid, Carlos Sánchez Mato, ha justificado hoy su gesto de taparse la nariz mientras votaba favor de transformar en apartamentos un edificio antes okupado por el Patio Maravillas en que la venta de ese inmueble en la época del PP "huele muy mal".

Carlos Sánchez Mato ha respondido de este modo a los periodistas que le han preguntado por su 'innovadora' manera de votar durante la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, que ha ofrecido junto a la portavoz municipal, Rita Maestre.

Los ediles Guillermo Zapata, Montserrat Galcerán, Rommy Arce y Pablo Carmona no estuvieron presentes ni durante la votación ni en el momento en el que José Manuel Calvo exponía los motivos por los que su equipo de Gobierno traía al Pleno el plan para dar luz verde al expediente urbanístico, que debido al debate interno llevaba parado desde junio de 2016.

Pese a la ausencia de cuatro de sus concejales, Ahora Madrid logró sacar adelante la votación con el apoyo del PP, la abstención de C's y el voto en contra del PSOE.

Rita Maestre se ha limitado a responder con un "no" cuando los periodistas le han preguntado si se ha abordado esta división en la Junta de Gobierno.

Sin embargo, Carlos Sánchez Mato se ha explayado a la hora de justificar por qué votó tapándose la nariz, un argumento que ha iniciado leyendo el titular de una revista satírica: "Un vecino de Barcelona se hace pasar por turista para conseguir casa".Según ha dicho el edil, perteneciente a IU, Madrid corre el "riesgo" de vivir la misma saturación turística de Barcelona y "hay que intentar" abordar ese problema "antes de que sea más grave", una "política" que según ha asegurado también comparte el área de Desarrollo Urbano Sostenible, que sin embargo llevó este expediente al Pleno.

A juicio del edil, la votación de ayer pone de manifiesto lo difícil que es "tomar decisiones" sobre un ámbito urbanístico en el que se "produjo un expolio en la venta del edificio".

El inmueble, que hasta 2014 era de titularidad municipal y se sitúa en el barrio de Maravillas (Centro), fue okupado por el Patio Maravillas el 11 de junio de 2015, después del desalojo de su anterior sede, en la calle del Pez.

Este edificio fue vendido por el Gobierno de Ana Botella por menos de dos millones de euros, un millón menos de su valor tasado por el Consistorio madrileño, según denunciaron ayer en el Pleno los socialistas.

"Esa venta del edificio me hizo llevar mi mano a la nariz", ha dicho el concejal de Ahora Madrid, que ha denunciado que haya pasado desapercibido para los madrileños esa operación y que "lo que más importe" sea su gesto.